Néstor Rivero Pérez

nestor5030@gmail.com

El 14 de septiembre de 1769, hace doscientos cincuenta años, nació en Berlín (antiguo reino de Prusia que hoy integra Alemania) el barón Alejandro de Humboldt, quien en el curso de una larga existencia de 90 años alcanzaría celebridad universal por las exploraciones realizadas, su extenso epistolario, atlas e informes, sobre las riquezas naturales en los territorios de los países que visitó, como la Rusia zarista por petición de Nicolás I. Los 30 volúmenes que integran una obra de más de cincuenta libros dieron a su nombre proyección universal.

Saber enciclopédico

Nacido en un hogar de la nobleza prusiana su padre, Alexander Georg von Humboldt, le aseguró de pequeño esmerada educación, iniciando de adolescente sus prácticas de viajes en la misma Prusia, con un recorrido a lo largo del río Rhin que le llevó a Holanda, de donde ha de marchar a Inglaterra. Humboldt, a partir de la constante revisión de sus apuntes, examen de vivencias y reflexión científica en torno a la exploración geográfica iniciada antes de sus veinte años y hasta su último periplo, ya sexagenario, pasando por el extensísimo viaje al equinoccio americano, que le hizo peregrinar desde Venezuela, Nueva Granada y Ecuador hasta Nueva España (México), el barón de Humboldt obtuvo tal cantidad de informaciones que gracias al don de la palabra escrita, que le distinguió hasta sus últimos días, pudo legar una obra que ha resultado fundamental para la evolución de la ciencia geográfica y su subsiguiente derivación entre geografía física y geografía humana, amén de la económica o geoeconomía.

Cosmos

Se trata, la Geografía, de una ciencia: en ello todos hoy convergen; empero la definición precisa comienza cuando se la quiere ubicar dentro del saber natural, o dentro de las ciencias sociales. La Geografía Física se enmarca dentro del examen concurrente del universo mediante telescopios, y que delimita la astronomía, campo en que también se distinguió Humboldt. Y así se evidencia en su imponente trabajo Cosmos, con el que se ofrece una visión de conjunto del universo conocido hasta su tiempo, las leyes que lo rigen y abundante información sobre el modo en que funciona la gigantesca máquina sideral.

Geografía Física

Especialistas de la Geografía Física de la segunda parte del siglo XIX y del XX, tienen a Humboldt como el introductor en dicha rama, de los vocablos “isodinámica, isotermas, jurásico, tempestad magnética y la geofísica”. Esta última le cuenta como antecesor de Emil Wiechert, quien en 1898 estableció la primera cátedra de dicha especialidad en la Universidad de Gottingeng (Alemania). A su vez Humboldt observó, como precursor de la ecología -algunas décadas antes de que Ernst Haecke acuñara dicho término por primera vez en 1869-, el deterioro del paisaje en la América equinoccial cuando, recordando su tránsito por el lago de los Tacariguas, entre Maracay y Valencia, escribió en su Viaje a las regiones equinocciales “Con la desaparición de los arbustos y la pequeña vegetación en las orillas de las montañas, las aguas lluviosas ya no tienen obstáculos en su curso y en lugar de infiltrarse lentamente en los ríos, arrastran la tierra y forman las repentinas inundaciones que devastan la región”.

Con Simón Bolívar

En 1804, encontrándose Humboldt en París le es presentado por Aimé Bompland un joven suramericano, Simón Bolívar, quien le habló de audaces ideas de independencia política para las colonias hispanas. Ya convertido en Libertador, Bolívar recibirá en 1823 una misiva de Humboldt, mediante la cual solicita su intervención ante Gaspar de Francia, gobernante de Paraguay, donde estaba retenido Bompland, acusado de “espía”. El Libertador escribe a Francia “Los cuatro millones de americanos libertados por el ejército bajo mi mando imploran clemencia en obsequio del señor Bonpland”, advirtiendo del mismo modo al Dr Francia que él se encontraba a la cabeza de un poderoso ejército, presto a marchar hasta el Paraguay si así se le ordenase para liberar a Bompland”.

Sinóptico

1870

Vicente Lecuna

Este día nació en Caracas el historiador y banquero Vicente Lecuna Salboch, quien adelantó el más completo análisis y recopilación del epistolario, documentos y campañas bélicas del Libertador Simón Bolívar. Lecuna falleció en esta misma ciudad en 1954. Era nieto de su homónimo Vicente Lecuna Párraga, quien ejerciera como administrador en Angostura y comisario de guerra del Ejército Patriota en tiempos de la Guerra de Independencia. Dedicó extensos pasajes de su trabajo histórico a despejar versiones e interpretaciones respecto a distintas actuaciones del Padre de la Patria.

El trabajo de Lecuna como historiador bolivariano ha generado opiniones que se adscriben en dos perfiles antagónicos: el de quienes le reconocen como defensor de la verdad histórica al despejar incógnitas y refutar a detractores de héroe caraqueño, y la de quienes objetan una especia de “santificación” del héroe caraqueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!