Alí Primera en la voz del pueblo es amor

En la víspera de su cumpleaños número 79, en el sector Longaray de la parroquia El Valle, sus camaradas de antes y de ahora, de siempre, recordaron amorosamente al Cantor del Pueblo Venezolano.

Viviana Guédes

Especial para VEA

En la víspera de su cumpleaños número 79, en el sector Longaray de la parroquia El Valle, sus camaradas de antes y de ahora, de siempre, recordaron amorosamente al Cantor del Pueblo Venezolano. El Colectivo “Pinceladas y Artesanos” le elaboró un mural con el apoyo de la Misión Cultura.

A pocas cuadras de su casa, en su parroquia El Valle, en las calles que caminó, lo vimos, vimos a Alí Primera en los ojos y en la voz de su pueblo al que tanto amó y que llegó a rendirle homenaje a 79 años de su nacimiento, a cantar sus canciones y levantar claveles rojos.

 Estaba contento Alí, feliz entre sus camaradas, entre los niños, abuelos, abuelas, mujeres, hombres, cultores, artesanos; para ellos, el Padre Cantor, lo que nos entregó y sigue ofrendando a su Patria, puede resumirse en una sola palabra: amor..    

Este 30 de octubre,  estuvo celebrando por adelantado su cumpleaños junto al pueblo, y aunque su partida física fue prematura, él se quedó en la conciencia y en la acción de quienes lo conocieron; a través de su canto, quedó arraigado en el corazón de los venezolanos y las venezolanas, de latinoamericanos que resisten y luchan día a día por un mundo mejor, un mundo más humano como Alí siempre lo soñó.

Jornada en honor al padre cantor. FOTOS Viviana Guédes

Compromiso con su Patria

“Alí para el pueblo significa la cultura, la ideología, el compromiso con su Patria, el compromiso con el pueblo”, expresó Julvio Millar, mientras limpiaba la escultura del Cantor del Pueblo, en la plaza Alí Primera.

“Hoy le rendimos homenaje desde aquí, del sector Longaray, parroquia El Valle, donde vivió muchos años Alí Primera, con sus hijos, este es un sector que lo conoció mucho. Alí para el pueblo significa la cultura, la ideología, el compromiso con su Patria, el compromiso con el pueblo, con los más humildes, fue un hombre muy visionario, le cantó a todos. Fue un hombre que marcó pauta a todo el pueblo venezolano y latinoamericano”, remató Julvio Millán, cultor de larga data.

Amor por el pueblo

En las palabras de Alcides Marín, vecino de la comunidad, “Alí Primera es amor, amor verdadero por el pueblo y por la Patria. Es uno de los mejores cantautores venezolanos. En mi casa escuchamos su música, no dejo de escuchar el mensaje que nos manda a nosotros los pobres, es el mejor de Venezuela y de aquí de nuestra parroquia El Valle”.

Es la canción necesaria

Julio Oropeza, es artesano y durante dos días junto a sus compañeros del Colectivo Pinceladas y Artesanos se encargó de hacer un hermoso mural en homenaje a Alí, frente al cual resaltó:

 “Alí es la canción necesaria. Significa el motor, el impulso del pueblo. Alí Primera siempre le cantó a todos, a los niños, a las abuelas, a los abuelos,  a las madres, a las necesidades del pueblo. Cómo quería y cómo palpaba el mundo desde su punto de vista social, humano. Es un ejemplo a seguir. Todas sus canciones siguen teniendo vigencia”.

Es humildad, revolución

En la actividad de comunicación alternativa,  nos encontramos a Oswaldo Rivero “Cabeza ‘e Mango”, quien manifestó que “Alí Primera es humildad, revolución y mucho amor.  He desarrollado durante más de 30 años todo lo que tiene que ver con la comunicación popular, eso incluye la música, eso incluye a Alí Primera, es él uno de los primeros comunicadores alternativos que tenemos en nuestro país. Su canto es comunicación, es rebeldía, es la expresión de la rebelión de los pueblos, de la insurgencia popular, en África, en Latinoamérica, en el mundo”.

Parte de nuestra identidad

Juan José Marín, estaba con su traje representando al Libertador Simón Bolívar y aseguró que “el Cantor del Pueblo es parte de nuestra identidad, es un bastión de lucha, por la revolución, por nuestros valores y el pueblo, por toda la idiosincrasia que tenemos que rescatar. Alí, es libertad, por eso debemos estar con su canto que día a día es más actual que nunca. Y hoy te cantamos, Alí: Aquí está la Patria, la Patria de Bolívar, de Chávez, tu Patria y es nuestra!”. 

 El pueblo soñando

Con su canto y con su cuatro, Alí Alejandro Primera nos dijo que “Alí significa el pueblo que sigue soñando, es esperanza, es compromiso, es vida, Alí supo canalizar esa inquietud, esa rabia en nuestro pueblo, que pudo haber estado reprimido durante mucho tiempo, por distintas razones, no solo la económica, la anímica, que significa ser invisibilizado durante muchos siglos. Creo que Alí supo traer presente a ese pueblo y es ese pueblo que le está rindiendo homenaje hoy”.

“Alí es el pueblo cultor, el pueblo creador. Él está en los poemas de Aquiles Nazoa, en los cantos de ordeño, ese canto sigue dando cosas hermosas para nuestro pueblo. Alí, fue una persona amplia, unitaria, nunca ocultó su condición militante, marxista, bolivariana, su condición humanista que cabalgaba en la espiritualidad de la bendición de nuestra abuela, ahí está nuestro Alí”, subrayó su sobrino, Alí Alejandro, quien ha seguido su ejemplo navegando en las aguas del canto y el combate por la vida..

Precisó que “falta desmenuzar ese Alí para que llegue a las entrañas del pueblo minúsculo, que aún falta por organizarse, emprenderse. Alí, no está en las balas, si bien llamo al pueblo a organizarse, él entendió tempranamente que por la vía de la decisión de las grandes mayorías, se iban a lograr los cambios de este pueblo. Por eso rompió el celofán de un discurso sectario y se convirtió en una persona de una gran universalidad, con su condición militante muy definida, clara y traslúcida como el agua, por eso se ha mantenido vigente entre nosotros. Alí, fue acción y verbo, no solo se quedó en la palabra, sino que su accionar en su efímera vida pública fue un accionar como un huracán, que sigue abriendo surcos en lo oscuro, esa brecha luminosa que significa los caminos que debe transitar el pueblo.”

El también cantor no dudó en afirmar que “sí Alí  estuviera entre nosotros sería un gran organizador, tendría una madurez de marca mayor. Él, decía que la savia para hacer fruto, debe entrar por la raíz y eso es lo importante, que ese Alí no hubiese abandonado nunca al pueblo. Estoy seguro que estaría inexorablemente junto al pueblo, no hubiese abierto tienda aparte, no se hubiese ido del país, estuviera con nosotros, en la resistencia, en el amor absoluto y sería un gran movilizador, como siempre lo fue, porque era su autenticidad”.

Ejemplo y lucha

 “Alí Primera es ejemplo, es lucha, es esa historia de la Venezuela que siempre estuvo resistiendo, que no se vendió, que no agachó la cabeza y que encontró una vía distinta a la violencia para transformar la cotidianidad de la política”, expresó por su parte Carlos Mogollón.

Sentir de pueblo

Para Julio Yánez,  “lo más importante de él es su sentir de pueblo, de revolucionario, de hombre honesto, sencillo y vallero. Nosotros, el Colectivo Cine Prensa ‘Alí Primera’, rescatando la actividad audiovisual en los sectores populares, hemos llevado gran cantidad de actividades con el legado de Alí Rafael Primera. Para nosotros, significa el sentir de revolucionario, un hombre que en estos momentos tan complejos desde el punto de vista político, social, económico, hace falta, pero su idea no ha muerto, su idea está vigente desde el punto de vista del hombre nuevo, de rescatar la parte cultural popular. ¡Que viva la cultura popular a través del hermano Alí Primera en Venezuela y America Latina!”.

 Es inspiración

José Escalona, está convencido de que “Alí Primera es inspiración, es pueblo, es amor, amor al pueblo. Vamos a luchar y a mantenernos unidos, la unión es muy importante, juntos somos más fuertes, dispersos no vamos a lograrlo, sigamos unidos como pueblo; con mucho amor y pasión lo pinto, en cada pintura me llena de fortaleza, de ganas de salir adelante”.    

 Por ahí, mientras las compañeros y los compañeros continuaban su actividad, no pudimos dejar de recordar algunos de los versos de su canción Camarada:

“Y al tener los cuatro metros/ de mi tierra liberada/ pido que mis camaradas/me despidan con canciones/ flores rojas/ puño en alto/ y me prometan seguir luchando/ por la alborada/ que también es camarada”.

Tus camaradas siguen luchando por la alborada, que también es camarada, Alí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *