Coronando el humor contra el virus

Después no quiero verlos llorando. CORTESÍA OTMAN QUINTERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *