¡Feliz en la patria! Yulimar Rojas: Vendrán muchas medallas, diamantes, para este país hermoso (+Videos)

«Estoy muy feliz, muy, muy, muy emocionada, y tenía muchas ansias de estar aquí en mi patria», manifestó la reina. Foto @TeamRojas45

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Con la alegría y la sonrisa que la caracteriza llegó la reina y campeona mundial de Salto Triple, Yulimar Rojas, al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, La Guaira. La primera muestra de amor la recibió de su madre, Yulexcis Rodríguez, quien la esperaba ansiosa, y con quien se fundió en un cálido abrazo. Inmediatamente preguntó a su mamá, ¿Y los demás dónde están? en referencia al resto de sus familiares.

Minutos después, acompañada de su madre, y de su entorno familiar, Yulimar Rojas caminó el pasillo de honor al ritmo del tambor para reunirse con el pueblo amoroso que la esperaba. La reina llevaba colgando la medalla de oro que logró con esfuerzo el 1° de agosto en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y el diamante que alcanzó en la Liga de Diamante, disputada en el estadio Letzigrund, en Zúrich, el 9 de septiembre, donde con un salto triple de 15.48 impuso: Récord de la Liga, récord del Meeting y tercera mejor marca de la historia.

Luego que sonaran las gloriosas notas del Himno Nacional, manifestó su alegría por estar en la tierra que vio nacer; pidió un aplauso para el pueblo de Venezuela que ha estado muy pendiente no solo de su desempeño, sino de todos los atletas criollos que participaron en Tokio 2020 y en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

«¡Que alegría! ¡Que alegría ver tanta gente esperándome! ¡Que lindo! Un aplauso a toda Venezuela que ha estado pendiente de todos nosotros, de nuestra participación en cada rincón del mundo, dándolo todo, para dejar a este país tan hermoso en alto», manifestó.

«Estoy muy feliz, muy, muy, muy emocionada y tenía muchas ansias de estar aquí, en mi patria», manifestó mientras alzaba el anillo de diamante. Acto seguido agregó: «Que alegría ver las caras de felicidad de todos, de mi familia que está aquí presente, y que tenía mucho tiempo que no la veía. Quería estar aquí, traer esta medalla, este diamante, que bueno, forma parte de mí, de toda esta lucha que hemos venido dando año tras año».

Expresó con humildad que quería vivir ese caluroso recibimiento que le dieron el 10 de agosto a los atletas que participaron en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y el 9 de septiembre a los que estuvieron en los Paralímpicos Tokio 2020.

Van a venir muchos más logros

Alzando el trofeo de diamante y desbordando esperanza, la atleta nacida en Caracas y criada en Anzoátegui, expresó que este es el principio «de cosas buenas que vienen, el principio de Yulimar Rojas, de Venezuela. Sé que van a venir muchos diamantes, muchas medallas para este país tan hermoso».

Con la mirada sonriente, llena de amor, inmediatamente agradeció a Dios por los logros. «Envío abrazos a todos y un beso». «Los amo, amo a mi país. Que viva Venezueeelaaaa», exclamó con orgullo y emoción en la voz.

En la tarima dispuesta en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía la joven de 24 años también bailó calipso, compartió con niños, niñas, jóvenes y con todo el pueblo que la esperaba.

Luego en declaraciones a representantes de la prensa nacional e internacional, indicó que apenas está comenzando. «Este es mi segundo ciclo olímpico, mi segunda medalla olímpica. Me siento feliz de dársela a mi país. Aunque tengo los títulos que tengo, igual sé que puedo dar mucho más y seguir dando mucha más alegría a nuestro pueblo».

Agregó que la tarea es seguir cosechando más éxitos. “La mujer venezolana está siendo un buen acto en el deporte (…). Para mí ser mujer es lo más grandioso del mundo”.

La atleta criolla recorrió zonas del estado La Guaira y de la ciudad de Caracas en una caravana que llegó hasta Plaza Venezuela, donde continuó la rumba en honor a la reina del salto triple. Ahí compartió al ritmo de la salsa, del amor del pueblo.

error: Este contenido está protegido !!