OTAN, instrumento de guerra de las potencias imperiales

El autor es historiador, docente y abogado.

Néstor Rivero Pérez
nestor5030@gmail.com

El 4 de abril de 1949, con base al Tratado de Bruselas, suscrito en marzo del año anterior entre Bélgica, Francia, Reino Unido, Países Bajos y Luxemburgo, se acordó el Tratado de Washington, mediante el cual estos países europeos, junto con Estados Unidos, acordaron el Tratado del Atlántico Norte o Tratado de Washington, que dio vida a la Organización del Atlántico Norte.

URSS como proyecto
Luego de la derrota del III Reich alemán por el Ejército Rojo, el 2 de mayo de 1945, y la rendición del Japón el 15 de agosto, del mismo año, EEUU se impone como gran superpotencia que se dispone a contener toda pretensión de disputarle dicho rol en cualquier lugar del planeta. Y descartando rivalidades de países de la Europa occidental, solo quedaba atender el surgimiento de un poder territorial y económico que representaba un modelo alterno al de la economía de los monopolios del capital.

Se trataba de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), cuyo máximo líder, Iósif Stalin, si bien era blanco de críticas en distintos escenarios de Occidente, incluso sectores socialistas, por sus usos despóticos, cierto era que, desde 1824 jefaturaba la rápida transformación de la URSS, en una potencia que se autoabastecía, resistía boicots a su comercio internacional y daba pasos en la construcción de su primer arma termonuclear.

Guerra Fría
Antes de que se configurase formalmente la OTAN, ya el gobierno estadounidense de Harry Truman había dado nacimiento a la Agencia Central de Inteligencia, dependencia de actividades internas y de espionaje y penetración en territorios de otros países, y cuyos agentes se mantuvieron desde el comienzo vigilantes del crecimiento del socialismo, lo que podían afectar la hegemonía norteamericana en la expansión de mercados y su modelo cultural, así como en lo relativo al control de fuentes periféricas de materias primas.

Es así como, evitando una colisión directa EEUU-URSS, por los riesgos que ello supondría a la paz mundial, comenzó una escalada de hostilidad que en Occidente y su periferia se daría a conocer como Guerra Fría, por cuanto no se dejaba escuchar el ruido de los cañones y avance de grandes cuerpos del ejército sobre territorios ajenos, empero sí se tramaba la deposición de gobernantes indóciles, magnicidios y aplicación de medidas unilaterales de aislamiento y bloqueos. Y a ello se acompañaban sostenidas campañas de descrédito y demonización de mandatarios que pugnaban por una mayor independencia respecto a las potencias tradicionales y la descolonización, la Guerra Fría se constituyó en una lucha sistémica a la vez contra los países socialistas, como aquellos emergentes que aspiraban al control nacional de sus recursos estratégicos.

Estrategia propia de la Guerra Fría fue la de tachar como “comunista” toda formulación de orden político, económico y cultural, que se ajustase a los designios promovidos desde Washington DC.

Actuaciones de la OTAN
Para el momento en que se crea la OTAN ya la URSS había congregado a un grupo de expertos que adelantaban en sus preparativos para hacer detonar la primera bomba atómica de factura soviética.

La detonación exitosa de la RDS-1 tendría lugar cuatro meses después en Semipalátinsk, sitio de pruebas de Kazajistán, por entonces parte de la URSS.

En todo caso y como lo confirma su actuación desde la caída del muro de Berlín entre 1989-1990, la OTAN ha operado como fuerza de agresión contra países cuya capacidad de defensa y ataque siempre ha sido muchísimo más endeble que la de los miembros de dicha alianza. Póngase por caso el conflicto de los Balcanes en los años noventa, y Afganistán, Irak y Libia en las dos primeras décadas de este siglo XXI.

Sinóptico
1968
Martin Luther King
Este día fue asesinado de un balazo en la población de Menphis (EEUU) el reverendo y activista Martin Luther King, líder de la población negra de Estados Unidos, y quien por esos años lideraba las movilizaciones anti-discriminación, respeto a los derechos civiles de sus hermanos, igualdad efectiva de los negros con la población blanca, y el cese de la guerra de Viet Nam.

En 1964 King había obtenido el Premio Nobel de la Paz. Desde muy joven King acompañó los reclamos de sus hermanos étnicos, reivindicando “el derecho al voto…y otros derechos civiles básicos para la gente negra de Estados Unidos”.

Durante años el reverendo King encabezaría movilizaciones de calle, concentraciones, mítines y foros, que le permitirían alcanzar vocería nacional y el reconocimiento de las autoridades, hasta proyectarse internacionalmente como una de las primeras figuras de los años sesenta en favor de los derechos humanos. En numerosas ocasiones fue víctima de arresto o maltrato por autoridades, que le consideraban “incómodo” para los supremacistas blancos de EEUU. King postulaba la No Violencia como camino para obtener las conquistas civiles para sus hermanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *