Pertrechos de Haití fraguaron la Independencia de Tierra Firme

El autor es historiador, docente y abogado.

Néstor Rivero Pérez

nestor5030@gmail.com

El 31 de marzo de 1816 zarpó de Haití la Expedición de Los Cayos, mediante la cual el Libertador Simón Bolívar, con apoyo del presidente Alejandro Petión, retornó cargado de pertrechos a Venezuela, recalanado en la isla de Margarita.

Desde allí se iniciaría un nuevo período de la lucha independentista, con un nuevo ímpetu en el Oriente del país.

Del triunfo al exilio
Tras los éxitos de la Campaña Admirable de 1813, Simón Bolívar confrontará dificultades que, entre 1814 y 1816, harían infranqueable el triunfo militar de los patriotas.

El armamento que se empleaba casi en su totalidad provenía de adquisiciones por contrabando con mercaderes de colonias británicas del Caribe o de Norteamérica.

También incidirá la incomprensión de la cuestión social de la esclavitud y servidumbre de las capas bajas, por el alto mando independentista; y en tercer lugar, la inexistencia de una jefatura militar única entre el Centro y Oriente del país. Santiago Mariño, jefe del Estado de Oriente, no reconocía en Bolívar su superior.

Ello conllevó a los desastres de la segunda Batalla de La Puerta, Aragua de Barcelona y Urica que determinaron la caída de la II República.

Será a comienzos de 1816, encontrándose en Haití, cuando el Libertador se persuada del significado del abolicionismo para incorporar nuevas capas de la población al bando independentista.

La expedición
Entre 1815 y 1816 operaban en Venezuela pequeñas partidas con tácticas guerrilleras, y mal pertrechadas, contra el Ejército Expedicionario de Pablo Morillo.

De allí que Bolívar, a comienzos de este último año, se abocó a gestionar el apoyo del presidente Petión y reconcentrar en dicha isla a todos los patriotas exiliados en distintos puntos del Caribe.

Así, el 18 de febrero de 1816 reúne en Puerto Príncipe una asamblea -donde participan Santiago Mariño, Carlos Manuel Piar, Mariano Montilla, y muy especialmente Luis Brión, entre otros-, y en la cual Bolívar es designado Jefe Supremo de la Expedición.

Tras zarpar el 31 de marzo de 1816 de Los Cayos, la escuadrilla avanza con lentitud, a la espera de que se le sumen otras embarcaciones. Ya entrado abril se encuentran cerca de la costa de Santo Domingo.

El 19 de este mes pasan cerca de Puerto Rico. Recalan luego en la posesión holandesa de Saba, cerca de San Thomas, donde permanecen varios días en procura de avituallamiento.

Se encaminarán luego a San Bartolomé. Y tras vencer en combate naval frente al islote de Los Frailes a una flotilla realista, que libera de naves enemiga las aguas que rodean a Margarita, llegan a esta isla el 3 de mayo.

Consecuencias
Si bien en lo personal, para el Libertador, la Primera Expedición de Los Cayos tuvo resultados tácticamente desfavorables especialmente por el peligro de haber caído prisionero de los españoles en Ocumare en julio de 1816, salvándose en el último minuto -gracias al rescate efectuado por el marinero sanluciteño Jean Baptista Bideau-, en lo estratégico la incursión abrió la posibilidad de iniciar una nueva etapa en la contienda con Retirada de los 600 por vía de los llanos hacia Oriente, encabezada por el general Gregorio McGregor.

Este, al llegar a la región de Barcelona, se unirá con el general Manuel Carlos Piar. Ambas fuerzas, lideradas por este último, iniciarán la liberación de Guayana.

“Expedición quijotesca”
Así califica e historiador Vicente Lecuna la empresa que acometía el Libertador al frente de su modesta flota y acompañado de oficiales díscolos, varios de los cuales aspiraban a sustituirle en el mando supremo de la guerra. Lecuna recuerda la confesión de uno de los expedicionarios, Bartolomé Salom, quien en sus apuntes sobre la travesía escribió “Confieso que al principio me resistí a enrolarme porque en mi opinión era una expedición quijotesca”.

Y no dejaba de tener algo de razón: al tiempo que Pablo Morillo controlaba Tierra Firme con 10 mil soldados, Bolívar apenas logró sumar 250 patriotas para zarpar de Los Cayos de Haití.

Sinópticos

Día Mundial Contra el Cáncer de Colon
El Día Mundial Contra el Cáncer de Colon es el 31 de marzo y tiene como objetivo sensibilizar a la población sobre las necesidades que tienen todos los pacientes que son diagnosticados con esta enfermedad.

Junto al cáncer de mama y de próstata, dicho mal cada año provoca gran número de defunciones en las sociedades modernas. Y ello se relaciona con los hábitos de consumo, la ingesta de productos enlatados que contienen preservantes cancerígenos.

Recientes estudios del intestino grueso inducen a expertos a recomendar ingerir como mínimo ocho vasos de agua diarios, así como consumir alimentos contentivos de fibra, frutas y vegetales, para prevenir el cáncer de colon.

1814
Bocachica
En este sitio, y en camino de unir sus fuerzas a las del Libertador Simón Bolívar, se enfrenta al recio asturiano José Tomás Boves. Tras gritar a sus soldados “la lucha con los tiranos españoles europeos aún no ha concluido”. Mariño obtendrá la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *