Trump escoge la economía antes que la vida de los estadounidenses

Yuleidys Hernández Toledo

La pandemia del coronavirus está sacando lo mejor y lo peor de los gobiernos; mientras Rusia, China y Cuba se despliegan por el mundo llevando ayuda humanitaria, bien sea donando medicinas o enviando médicos y expertos en salud a diversos naciones, el régimen de Estados Unidos que lidera Donald Trump, coloca en peligro la vida de millones de estadounidenses al poner por encima la economía.

Estados Unidos pasó de registrar el primer caso de coronavirus el 21 de enero a ser la nación que más contagiados tiene. Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta este lunes 30 de marzo a las 11:00 de la mañana contaba con 142 mil 842 personas infectadas; mientras que 2 mil 503 habían perdido la vida, siendo hasta ahora Nueva York, New Jersey y Connecticut, los Estados más afectados.

El presidente Donald Trump sigue negado a declarar una cuarentena, alegando que la paralización laboral por la pandemia de coronavirus puede destruir al país, creado «no para ser cerrado». Para el magnate, si la economía sigue paralizada, habrá más muertes por suicido que por coronavirus, dijo el 22 de marzo.

«La gente tiene una ansiedad y una depresión tremendas, y por cosas como esta se suicida; cuando tienes una economía terrible, tienes muerte», dijo.

Hasta ahora en el país del publicitado “sueño americano”, la gente puede dar unas vueltas por las calles, manteniendo la “distancia social”.

El sábado, a través de su cuenta tuiter, el magnate informó que había solicitado al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que emitiera “un alerta de viaje alta”, que será administrada por los gobernadores de esos Estados, “en consulta con el gobierno federal. No será necesaria una cuarentena”.

Un día después, extendió hasta el 30 de abril la política de “distancia social”, que había sido impuesta el 15 de marzo y que finalizaría mañana.

Para Trump, que mueran 200 mil personas lo tiene sin cuidado; el domingo, en su alocución, dijo que sería un escenario positivo si EEUU logra contener el número de fallecidos por el Covid-19 entre 100.000 y 200.000, en lugar de los posibles 2,2 millones. «Esto significará que hemos hecho un muy buen trabajo», citó Russia Today.

39 mil dólares cuesta tratamiento

Como si el mal manejo de la pandemia del Covid-19 que ha hecho el régimen de Donald Trump no fuese suficiente, quienes padecen la enfermedad terminan pagando hasta 39 mil dólares por el tratamiento.

A diferencia de Venezuela, en donde el costo del tratamiento es gratis, porque lo asume el Estado, en suelo imperial Danni Askini, una de las estadounidenses que padeció el virus, debió asumir luego de su recuperación una factura de 39 mil 923 dólares por el tratamiento recibido.

«Realmente no podía creerlo. Personalmente no conozco a ninguna persona que pueda siquiera ganar eso», señaló en declaraciones recopiladas por la revista Time, y que reseñó el 22 de marzo el portal https://us.as.com/

El costo del tratamiento para el Covid-19 puede variar en EEUU, dependiendo de la gravedad del asunto y de la aseguradora con la que cuente la persona. Un paciente que no tenga síntomas graves puede llegar a pagar 9 mil 764 dólares; pero en caso de que el tratamiento se llegue a complicar, esa cifra podría aumentar más del doble. Hay tratamientos que llegan a costar hasta 20 mil dólares, principalmente en casos de personas que también sufren de neumonía o de otras enfermedades, agrega la fuente.

A estas cifras hay que agregar que el coronavirus también está poniendo a prueba el sistema de salud más inaccesible y caro del mundo. Hasta 2018, en EEUU había unos 28 millones de personas sin ningún tipo de seguro médico, recordó a comienzo de marzo el portal español El Confidencial; eso, sin mencionar a los más de 11 millones de indocumentados que no tienen atención médica de ningún tipo en ese país, como destacó el 16 de marzo la BBC Mundo.

Más de 3 millones de desempleados

En EEUU, 3 millones 300 mil personas han quedado desempleadas producto del Covid-19.  La cifra, publicada el 26 de marzo por el Departamento de Empleo, cuadruplica el último récord histórico de 1982, cuando el país atravesaba una recesión.

Gobernadores, alcaldes y periodistas con el capital

Trump no es el único quien ha mostrado más interés por la economía que por la vida de los estadounidenses. Steve Hilton, el presentador de Fox, la cadena favorita del presidente gringo, dijo el pasado 21 de marzo: “¿Crees que es solo el coronavirus el que mata a la gente? Este cierre económico total matará a la gente», citó tres días después https://www.ny1noticias.com/.

Por su parte, Larry Kudlow, el principal asesor económico de Trump, destacó la semana pasada, en entrevista a Fox News: “El presidente tiene razón, la cura no puede ser peor que la enfermedad, y vamos a tener que hacer algunas compensaciones difíciles”.

 El vicegobernador de Texas, Dan Patrick, de 69 años, dijo la semana pasada: “¿Estás dispuesto a poner en juego tu supervivencia a cambio de mantener la América que amamos para nuestros hijos y nietos? Si ese es el canje, yo lo acepto».

El gobernador de Misisipi Tate Reeves, fue más lejos y relajó los decretos de confinamiento que ya habían aplicado a nivel local, y clasificó a muchas empresas como «servicios esenciales», por ejemplo las tiendas de armas o algunos restaurantes. «Misisipi no es China», aclaró, citó ayer el portal español Confidencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *