Venezuela denuncia ante órgano de la ONU desigualdad en distribución de vacunas anticovid

Formulada por Delcy Rodríguez durante el 7° Foro de Inversiones, organizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Foto Internet

VEA / Vicepresidencia

El Gobierno Bolivariano, en voz de la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez Gómez, reiteró ante el mundo la denuncia referida a que más de 73% de las vacunas contra el coronavirus están bajo el dominio de 10 países, acción que trasgrede el derecho a la salud y al acceso oportuno al proceso de inmunización a las naciones más pobres, lo que pone en relieve la enorme inequidad y la desigualdad social en plena pandemia del Covid-19.

La declaración fue ofrecida por Rodríguez durante su intervención, vía videoconferencia, en el 7° Foro de Inversiones bajo el lema «Invertir en el desarrollo sostenible”, evento organizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), en la ciudad de Ginebra, Suiza.

Rodríguez aseguró que los inversionistas con mayor capacidad económica monopolizan la producción y distribución de las distintas marcas de vacunas.

“Cinco fondos de inversiones, los más grandes del mundo, son los poseedores de la vacuna y del gran desarrollo y expansión del capital. Justamente ha sido en esta área mientras millones de millones de personas han pasado a la pobreza extrema”, puntualizó.

Recalcó que solo en el 2021 “dos de las principales desarrolladoras de las vacunas acumularon un rendimiento de más de 300% en la bolsa”, además de aumentar su capital económico y su expansión.

En otro orden de ideas, la vicepresidenta también ofreció cifras significativas acerca de las consecuencias causadas por la pandemia del Covid-19 a escala global, las cuales revelan que los sectores más pobres siguen siendo los más desfavorecidos, sobre todo en el sector laboral, el cual se ha visto forzado a cerrar fuentes de empleos.

“La pandemia nos ha dejado 114 millones de personas que han perdido sus puestos de trabajo y 120 millones de personas han caído en pobreza extrema. Esto quiere decir que los más pobres se han hecho más pobres, y que la desigualdad, como lo hemos denunciado en todos los espacios internacionales, se ha incrementado, y donde una, muy, minoría posee la riqueza de las mayorías del mundo”, advirtió.

Finalmente, dejó claro que es evidente que algunas naciones aumentaron sus ingresos a pesar del brote pandémico, mientras que el resto del planeta se mantiene en resistencia por la paralización del crecimiento económico.

“Se proyecta que el cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible se puede retrasar una década, mientras los mercados bursátiles en Estados Unidos de Norteamérica alcanzaron niveles récord durante el año 2020. Mientras la humanidad entera estaba siendo afectada por la pandemia de forma inclemente, los mercados bursátiles estadounidense tuvieron un crecimiento mínimo de 40%”, enfatizó.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) se centra en examinar los retos relacionados con la inversión y el desarrollo en la perspectiva de una recuperación rápida e inclusiva tras la crisis por el Covid-19.

También se orienta a la construcción de un modelo económico post-pandémico más resiliente, sostenible e inclusivo para los próximos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!