Así repudió Venezuela ataque de medio alemán

El canciller Jorge Arreaza envió una carta a Peter Limbourg, director general del medio estatal alemán Deutsche Welle.

Yuleidys Hernández Toledo

El canciller Jorge Arreaza envió una carta a Peter Limbourg, director general del medio estatal alemán Deutsche Welle, en la que lo llama a la reflexión «por su sostenido y tendencioso ataque editorial contra Venezuela».

A través de su cuenta tuiter, en la que compartió la misiva, indicó que la respuesta del director del medio alemán «fue poco reflexiva».

En la misiva fechada el 26 de enero, Arreaza denuncia que el tipo de abordaje que decidió emplear sobre Venezuela el medio alemán «ha fracturado los principios más básicos del ejercicio periodístico como la diferenciación entre hechos y opiniones, el contraste de informaciones y la objetividad, optando, más bien por un tratamiento marcado por las noticias falsas, la violencia simbólica, el blanqueamiento de los actores de las múltiples agresiones que hemos sufrido, y la simplificación del bloqueo económico, financiero y comercial que sufre el país todo».

En la misiva, el canciller cita varios artículos publicados por dicho medio en los que rige el patrón de desinformación y contenido sesgado en torno a la realidad venezolana en distintos aspectos.

Uno de los que condenó fue el publicado el 14 de enero de 2021 sobre una supuesta «’escuela de operaciones especiales’ donde agentes cubanos e iraníes ‘entrenan’ a militares venezolanos en diversas ‘tácticas de tortura’ para ser empleadas contra la población civil».

Arreaza explicó que para la realización de este trabajo la cadena tomó como eje un informe publicado por el Instituto Casla, dirigido por la venezolana Tamara Suju. «DW le otorgó credibilidad al informe, citó sus afirmaciones, y, sin contrastar la verosimilitud de las ‘fuentes’, presentó al público el producto con un título afirmativo: ‘Oficiales iraníes y cubanos entrenan a militares en Venezuela para ‘manipular’ a la sociedad’», denunció.

Arreaza también acusó que «mientras las incursiones mercenarias, intentos de golpe blando y las maniobras de bloqueo económico, financiero y comercial, ponen de manifiesto los daños físicos de la guerra no convencional en desarrollo contra la República Bolivariana de Venezuela, la estrategia combinada de desinformación, propaganda y terrorismo informativo, dirigida por los medios occidentales, hacia mi país, constituyen pruebas de un prolongado daño psicológico y moral contra nuestro pueblo y sus instituciones con el fin evidente de socavar la imagen pública del país».

error: Este contenido está protegido !!