VEA / Sputnik

Una manada de leones avistó a un cocodrilo fuera del agua cuando pasaban cerca de un manantial, pero puesto que es invierno en África y hace más frío de lo normal, la reacción del reptil ha sido lenta. Los felinos, por su parte, se aprovecharon de la oportunidad para atacarlo. Pero el cocodrilo no se rendiría tan fácilmente.

El trepidante enfrentamiento tuvo lugar y fue captado en video en la reserva natural de Entabeni, en Sudáfrica. Normalmente, un cocodrilo adulto puede llegar a pesar una tonelada de peso y medir siete metros de largo, razón por la cual son raras las ocasiones cuando los leones (cuyo peso suele rondar los 270 kilos) se atreven a atacar a estos reptiles.

Pero cuando se trata de un espécimen jóven y la ventaja numérica está de lado de los felinos, estos no dudan en desafiar al cocodrilo, tal y como se puede apreciar en las imágenes. El reptil intentó volver al agua varias veces, donde sus desventajas se verían compensadas, pero los leones lo arrastraron por la pata trasera de vuelta a la orilla.

Sin embargo, al final el cocodrilo logró volver al agua y salvarse de los leones. Según el autor del video, este mismo cocodrilo fue avistado en el agua al día siguiente, y sus amigos que visitaron la reserva dos semanas más tarde también confirmaron que el animal seguía estando bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!