Detienen a dos sujetos que ofrecían dinero por Facebook para abusar de menores de edad

Uno de los detenidos empleaba una combinación de su verdadero nombre para evitar ser descubierto. Foto Internet.

VEA / Carlos Batatin

Antonio Alonso Ruiz Guillén, de 33 años de edad, solía utilizar su  segundo nombre y se segundo apellido para, a través de la red social de Facebook, captar a menores de edad prometiéndoles la entrega de cierta cantidad de dinero a cambio de que lo ayudaran a hacer unas cosas.

Ruiz Guillén no actuaba solo en sus delitos. Su compañero de crimen, de acuerdo con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, era Jacinto Arturo Contreras Jaimes, de 50 años de edad. Residenciado también en el sector La Vega, parroquia y municipio Tovar del estado Mérida, a ambos se les acusa por el rapto y abuso sexual cometido contra dos niñas de 13 y 15 años.

Los detalles de esta información fueron publicados por el propio director del CICPC, Douglas Rico, en su cuenta en Instagram, detallando que tras una denuncia interpuesta por la madre de la primera víctima, quien desconocía el paradero de su pequeña hija, comenzó la búsqueda y se realizaron experticias telefónicas para conocer las últimas comunicaciones que tuvo la joven.

Especificó el comisario general del CICPC, que durante este procedimiento se logra determinar que la niña habría tenido comunicación con Antonio a través de la red social Facebook, quien empleaba una combinación de su verdadero nombre para evitar ser descubierto y le manifestaba que «le haría entrega de diversas sumas de dinero a cambio de que lo ayudara a hacer unas cosas».

Posteriormente, agregó Douglas Rico, al tener conocimiento sobre el sitio de encuentro, se constituyó una comisión de expertos, quienes realizaron una minuciosa búsqueda del agresor y la joven, logrando ubicarlos y al ser interceptado emprendió la huida.

Al darse a la fuga, Antonio Alonso Ruiz Guillén no pudo correr más que los funcionarios y fue alcanzado a los pocos metros, donde fue detenido; a su vez, se ubicó a la niña, quien se encontraba junto a la joven de 15 años. Denunciaron que habían sido abusadas sexualmente por el detenido y por Jacinto.

Siguió la búsqueda del otro implicado, con las características físicas y fisionómicas aportadas por las declaraciones de las dos menores. «Esa descripción permitió a los sabuesos ubicar y capturarlo en los alrededores, donde se suscitó el hecho, cuando se trasladaba a bordo de una motocicleta, que fue utilizada como medio de comisión para perpetrar el crimen».

Aunque el caso fue puesto a la orden de la Fiscalía Octava del Ministerio Público del estado Mérida, «se continúa con las investigaciones para determinar si existen más víctimas de estos depravados sexuales. Como evidencias se pudieron ubicar tres celulares, prendas de vestir de las víctimas y, una motocicleta Ava, placa AB1J35W».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!