El imperio no soporta que los indios podamos cambiar a Bolivia

Lo recalcó de esa manera, Evo Morales, ante una impresionante multitud en Chimoré, tras una larga caravana desde Vilasón.

Llegó a Chimoré tras una larga caravana que partió hace 3 días desde Villazón.

Página 12

“En este mismo aeropuerto dijimos ‘volveremos siendo millones’. Y ahora somos millones, hermanos y hermanas. Ahora tenemos que devolver la dignidad y la soberanía al pueblo boliviano”, exclamó Evo Morales desde el aeropuerto de Chimoré, a un año de su partida al exilio, aclamado por una multitud bajo la lluvia.

El ex presidente de Bolivia llegó a Chimoré este miércoles, tras una larga caravana que partió hace 3 días desde Villazón. Allí encabezó un acto en el que recordó los mejores años de su gobierno y el trágico final que tuvo que enfrentar en noviembre del año pasado, cuando la derecha boliviana, la policía y las fuerzas armadas encabezaron un golpe de Estado y forzaron su renuncia.

Llegó a Chimoré tras una larga caravana que partió hace 3 días desde Villazón.

“Quiero que sepan, sobre todo la juventud, que en todo mi proceso de gobierno, que duró casi 14 años, tres veces hemos derrotado golpes de Estado, gracias al pueblo y a las movilizaciones”, recordó haciendo un repaso sobre los intentos de interrupciones democráticas que tuvo su país.

Esta lucha, dijo Morales ante la multitud, “es una lucha ideológica, una lucha cultural, una lucha programática. Algunos grupos, especialmente el imperio norteamericano, no soportan que los llamados indios podamos cambiar Bolivia. Y nosotros hemos podido cambiar Bolivia. En casi 14 años de gestión pública, fuimos primeros en crecimiento económico en Suramérica. Desde la fundación de la República, ¿cuándo Bolivia había sido primero en algo? Nunca, hermanos y hermanas”, celebró.

“Hay otro modelo económico mejor que los modelos económicos sometidos al neoliberalismo, y por tanto al capitalismo. Y no aceptan que el modelo económico parido por los movimientos sociales dé por resultado crecimiento económico, reducción de la pobreza y reducción de las desigualdades”, remarcó.

“¿Entonces qué pasa? Hay que apagar ese modelo económico”, explicó sobre las causas del golpe de Estado llevado a cabo por la oposición en noviembre del año pasado. “No nos perdonan las transnacionales haber recuperado nuestros recursos naturales. Por eso digo que fue un golpe a nuestro modelo económico. Y un golpe al litio, especialmente”, agregó.

Durante su exilio en México y Argentina, contó el ex mandatario, la gran reflexión que ocupó sus días fue la “lucha que enfrenta al mundo. La lucha es por quién controla, quién administra los recursos naturales. Si son los pueblos, mediante el Estado, o son los privados, que hacen saquear los recursos nacionales con las transnacionales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!