Exdiputados delataron a jefes de la ultraderecha en caso Cota 905 (+Evidencias)

El presidente de la AN, Jorge Rodríguez, indicó que esas conversaciones las tenían decenas de personas, decenas de exdiputados, “y algunos se asustaron”.

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Exdiputados de oposición suministraron al Gobierno nacional las capturas de los chats entre el prófugo de la justicia Leopoldo López y otros dirigentes de la derecha, entre ellos: Emilio Graterón, Freddy Guevara, Gilbert Caro y Hasler Iglesias, conversaciones que, de acuerdo a la denuncia del Estado, evidencian los vínculos de la ultraderecha con las bandas delincuenciales de la Cota 905, Caracas, y otras estructuras criminales de la capital venezolana.

La información la dio a conocer este martes 20 de julio el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, durante su participación en el debate sobre el acuerdo en respaldo a la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, operativo que se activó el 8 de julio y que ha dado certeros golpes a las estructuras criminales que hacían vida en la Cota 905, y cuyas cabezas visibles son alias «El Koki», «El Vampi» y «El Galvis».

“Guevara, Leopoldo López, Juan Guaidó, busquen adentro de los de ustedes quién fue él que nos entregó esas capturas de WhatsApp que ustedes mismos reconocen en sus teléfonos y en sus conversaciones”, manifestó.

Desde el Palacio Federal Legislativo, Caracas, agregó: “No fue que contratamos un satélite para hackear, es que esas capturas y esas conversaciones las tenían decenas de personas, decenas de exdiputados, y algunos se asustaron, y dijeron: ‘si saben contar, no cuenten conmigo para esto’”.

Cuando, el pasado 13 de julio, Rodríguez dio a conocer en rueda de prensa los chats entre Leopoldo López, Emilio Graterón, Freddy Guevara, Gilbert Caro y Hasler Iglesias, y otros dirigentes de la derecha, medios de comunicación vinculados a ese sector y voceros de la oposición comenzaron a crear la matriz de que las conversaciones difundidas en ruedas de prensas se trataban de “pruebas falsas”. Incluso Graterón llegó a decir que “el acto descarado de forjamiento de identidad, falsificación de mensajes, montaje de conversaciones que no existen ni existieron. Las conversaciones publicadas hoy son falsas”, citó ese mismo día el portal Crónica Uno.

Medios deben atender las denuncias

En el debate sobre el acuerdo en respaldo a la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, el presidente de la AN pidió a la oposición abandonar las solidaridades automáticas, y exhortó a los medios de comunicación social a atender las denuncias que reiteradamente hace el gobierno venezolano sobre los planes de la derecha reaccionaria. “Si los medios las hubiesen atendido, quizás el presidente de Haití estaría vivo”, expresó.

Denunció que, algunos medios de comunicación “se dan hasta un plazo de 6 meses para decir que las denuncias que hacemos son ciertas”. Agregó que pareciera que hay sectores que solo aceptarían las pruebas del gobierno, sobre los planes macabros, de la oposición, cuando se les presente el cuerpo sin vida de un dirigente revolucionario.

En su intervención se refirió a la participación de la empresa de seguridad privada CTU Security (registrada como Counter Terrorist Unit Federal Academy LLC), con sede en Miami, EEUU, dirigida por el opositor venezolano Antonio Enmanuel Intriago Valera, compañía que está involucrada en el magnicidio del presidente de Haití.

Destacó que el golpista Juan Guaidó hizo una especie de licitación con varias empresas que contratan mercenarios, entre ellas Silvercorp, CTU y Blackwateren para ejecutar la operación Gedeón, plan terrorista que tuvo lugar el 3 de mayo de 2020 y que abarcaba el magnicidio del jefe de Estado, Nicolás Maduro.

“Estamos frente a la macabra realidad que pareciera que el sur de Florida se ha convertido en una especie de centro comercial de asesinos”, denunció.

Igualmente, anunció que pronto se sabrá dónde está el dinero de los ciudadanos norteamericanos que pagan impuestos, y de lo que le han secuestrado a Venezuela, pues hay un informe Usaid que dice que solo 2% de sus ayudas humanitarias llegó a Venezuela, y parecerá asombroso cuando se sepa todo el destino de esos recursos.

Diálogo con quien abandone la violencia

Dejó muy claro que el Gobierno nacional solo irá a diálogo con los sectores políticos que firmen un documento en el que se comprometan a abandonar para siempre cualquier forma de violencia contra el pueblo de Venezuela.

Solo se mantendrá el diálogo “con aquellos sectores de la oposición que firmen un papel renunciando a todo tipo de violencia en contra del pueblo venezolano”. “Estamos dispuestos a cualquier negociación siempre y cuando se sienten a hablar con el Gobierno legítimo que preside Nicolás Maduro Moros”, agregó.

Resaltó que están dispuestos a cualquier forma de diálogo con la oposición, siempre que tengan claro que deben sentarse a hablar con el único gobierno legítimo y constitucional, presidido por Nicolás Maduro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!