¡Firme con China! Venezuela califica de injerencia viaje de Pelosi a Taiwán

El Gobierno nacional a través de un comunicado emitido por la cancillería, alertó a la comunidad internacional sobre las acciones de la tercera persona más importante en la política estadounidense

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Venezuela rechazó «enérgicamente los actos de injerencia e intromisión» realizados por la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, quien el martes 2 de agosto llegó a Taiwán, a pesar de las protestas del gobierno de la República Popular China.

El Gobierno nacional, a través de un comunicado emitido por la Cancillería venezolana, alertó a la comunidad internacional sobre las acciones de la tercera persona más importante en la política estadounidense, y destacó que las mismas «constituyen una violación a la soberanía e integridad territorial de la nación china, desconociendo la resolución 2758, adoptada el 25 de octubre de 1971, donde se reconoció como verdadero y único representante legítimo del pueblo chino al gobierno de la República Popular China, país que actualmente mantiene relaciones diplomáticas con 181 países, sobre la base del principio de Una sola China».

Venezuela enalteció su principio de Diplomacia de Paz, adherido al respeto del derecho internacional sobre la igualdad, la no intervención en los asuntos internos de otros Estados. De igual forma honró «los grandes lazos de amistad, cooperación, solidaridad, así como la Asociación Estratégica Integral que une a China y Venezuela, reafirma su apego irrestricto al principio de Una sola China y al reconocimiento de Taiwán como parte inalienable del territorio de ese país».

Tras su llegada junto a la delegación que la acompañan, Pelosi aseguró en un comunicado que «nuestras conversaciones con los líderes de Taiwán se centrarán en reafirmar nuestro apoyo a nuestro socio y en promover nuestros intereses compartidos, incluida la promoción de una región del Indo-Pacífico libre y abierta. La solidaridad de Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán, es más importante hoy que nunca, ya que el mundo se enfrenta a una elección entre la autocracia y la democracia».

Pekín considera a Taiwán como parte irrenunciable de su territorio e insiste que cualquier negociación con la isla que pase por encima del gobierno central, viola el principio clave de su política de Una sola China.

Este miércoles, Pelosi participó junto a la lideresa de la isla, Tsai Ing-wen, en un acto celebrado en el Palacio presidencial de Taipei.

«Nuestra delegación tuvo el privilegio de reunirse hoy con el presidente de Taiwán, @Iingwen. Discutimos cómo Estados Unidos y Taiwán pueden profundizar nuestros lazos económicos, fortalecer aún más nuestra asociación de seguridad y defender nuestros valores democráticos compartidos», escribió Pelosi en su cuenta en la red social Twitter.

Horas antes, Pelosi visitó el Yuan Legislativo (Parlamento de la isla), donde pronunció un discurso junto al vicepresidente del Congreso, Tsai Chi-chang.

«Nuestra delegación del Congreso tuvo el gran privilegio de reunirse con el vicepresidente del Legislativo, Yuan Tsai Chi-chang, aquí en Taipei. Reiteramos nuestro férreo apoyo a la democracia de Taiwán, incluso en cuestiones de seguridad y estabilidad, crecimiento económico y gobernabilidad», escribió la funcionaria gringa luego del encuentro.

Origen del conflicto China-Taiwán

La antigüedad del conflicto entre China y Taiwán data de la época de la guerra civil entre 1946 y 1949 y abarca tres aspectos para el gigante asiático.

«Primero, el de Taiwán es un problema dejado por la guerra civil de China y un puro asunto interno de China. El 1° de octubre de 1949 se fundó la República Popular China; tras su derrota, una parte de militares y funcionarios administrativos del Kuomintang se refugiaron en Taiwán, donde establecieron un régimen separatista mediante las fuerzas armadas, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos. De tal modo, el problema de Taiwán es, en primer lugar, un asunto de relaciones entre el gobierno de la República Popular China -único gobierno legítimo que representa a toda China, con la capital en Beijing- y las autoridades de Taiwán, asunto que debe ser resuelto por los propios chinos de ambos lados del estrecho de Taiwán», refería en 2014 la embajada China en Uruguay en su página web

«Segundo, el de Taiwán es un asunto que está relacionado con la salvaguardia de la soberanía estatal y la integridad territorial, el mantenimiento de la dignidad nacional y la oposición a la intervención externa por parte de cualquier gobierno extranjero», agregaba la embajada.

Como tercer punto, señalaba que el problema de Taiwán «significa esencialmente una lucha entre el separatismo y el antiseparatismo y una lucha en pro y en contra de la «independencia de Taiwán», cuyo punto esencial es la lucha por Una sola China y por las «Dos Chinas». El gobierno y el pueblo chinos se adhieren al principio de Una sola China, se oponen resueltamente a todo complot por separar al país y a la nación, y rechazan con firmeza todo intento por crear «Dos Chinas» o «Una China y un Taiwán» o buscar la ‘independencia de Taiwán’…».

1 pensamiento sobre “¡Firme con China! Venezuela califica de injerencia viaje de Pelosi a Taiwán

  1. Venezuela rechaza la injerencia grosera de EUA en China? Como apoya Venezuela sus palabras ¿haciendo mas negocios con EUA? ¿Creando centros de acumulación de dólares? ¿dándole mas petróleo a EUA? o hay alguna acción de Venezuela no publicada que demuestre el desprecio a las barbaridades de EUA ? Las palabras solas no creo que lleguen muy lejos, la impunidad mantiene activo a ese gobierno de EUA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!