Golpista de 2002 investigado por hechos de la Cota 905

Isaac Pérez Recao acompañó a Carmona Estanga durante la asonada, y se le vinculó con «armar» a los cómplices del presidente de Fedecámaras. Foto Internet

VEA / Últimas Noticias

El nombre de Isaac Pérez Recao saltó en las investigaciones policiales como la persona que presuntamente proporcionó las armas, explosivos y municiones, a la organización delincuencial que operaba en la Cota 905 con ramificaciones en La Vega y otras tres parroquias vecinas del sudoeste caraqueño, revelaron fuentes judiciales. La información la dio a conocer este lunes 19 de julio el periodista Eligio Rojas del diario Últimas Noticias.

Pérez Recao también fue acusado en el año 2002 de proveer parte del armamento para la seguridad del golpista Pedro Carmona Estanga aquella madrugada del 12 de abril de 2002, cuando el empresario fue nombrado presidente de Venezuela en el piso 5 de Fuerte Tiuna por un grupo de militares golpistas. Ahora el Ministerio Público lo mencionó en su exposición del pasado 15 de julio cuando presentaron e imputaron al exdiputado Freddy Guevara ante el Tribunal Nacional 4° de Control Antiterrorista.  

Los fiscales relataron que Guevara participó de actividades “desestabilizadoras y terroristas, las cuales eran planificadas y ejecutadas por personas que se encuentran relacionados con los sectores políticos y económicos de derecha, quienes, conjuntamente con miembros y representantes de países extranjeros, apoyan directamente con el financiamiento y dotación de logística bélica a bandas criminales”, según documento.   

En ese hilo narrativo, los representantes del Ministerio Público dijeron que las armas y materiales explosivos empleados por las organizaciones delictivas asentadas en La Vega y la Cota 905  provienen de depósitos (arsenales clandestinos) propiedad de Isaac Pérez Recao, quien a su vez es financiado por el prófugo Carmona Estanga.  

Dichos materiales bélicos fueron ingresados al país bajo la responsabilidad, presuntamente, de Luis Guillermo Sánchez Silva y Manuel Andrés Baro Freites, personal de confianza de Pérez Recao.  

Los enlaces con la organización criminal de La Vega eran presuntamente realizados por Roberto Patiño y Gilbert Caro, dirigentes de Voluntad Popular, partido fundado por Leopoldo López.  Este último tenía desde hace tiempo planteado el plan “la fiesta de Caracas”, para lo cual se reunió en París, Francia, con Iván Simonovis y un banquero venezolano.  

En esa reunión parisina se ventilaron las diferencias que manifestó Juan Guaidó para con la mencionada «fiesta de Caracas». En virtud de ello, López propuso que Simonovis rompiera con Guaidó, orden que este cumplió el 17 de mayo pasado cuando le envió una carta al exdiputado en la que, entre otras líneas, le dice que “la unidad debe ser parte fundamental de una estrategia superior”.  Concretado el equipo, y diseñado el plan, comenzó su ejecución con el ingreso de armas, balas y explosivos en La Vega y la Cota 905.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!