Néstor Rivero Pérez

nestor5030@gmail.com

El 27 de julio de 1823, a pocos días de su llegada a Londres (Inglaterra) fue condenado a prisión domiciliaria el hacendista venezolano José Rafael Revenga, por un tribunal londinense. Revenga había viajado a dicha capital para finiquitar trámites en torno al primer empréstito inglés y deudas contraídas por la Gran Colombia durante los años de la Guerra de Independencia.

Ministro de Bolívar

En 1810 Revenga integró la representación enviada por la Junta Suprema de Caracas ante el gobierno de EEUU. En 1815, en Cartagena de Indias, fungirá de secretario del Libertador. Luego, de 1816 a 1817, estará en Filadelfia, donde estudió contabilidad, economía política y métodos educativos. Sus conocimientos serán útiles a la Gran Colombia cuando, llamado por el Libertador asuma la cartera de Relaciones Exteriores que subordinaba la finanzas públicas, luego de la Hacienda y finalmente entre 1827 y 1828, cuando Bolívar designe a Revenga como “Ministro de Estado del Libertador”.

Traje de oro

A mediados de 1823 Revenga abandona su cargo ministerial en Bogotá para marchar a Londres, a poner orden en las cuentas del endeudamiento derivado de la Guerra de Independencia. Los dos anteriores representantes del nuevo estado, Luis López Méndez y su sucesor Leopoldo Zea, no obstante el buen ánimo que les guiaba, habían sobregirado las rentas grancolombianas, al comprometer de forma imprudente la República con casas comerciales inglesas. En una ocasión el Libertador expresó que Zea “quería vestir un esqueleto (la Gran Colombia) con traje de oro”.

Denunciado

Apenas llegar a Londres Revenga es demandado por Jaime Mackintosh, fabricante de fornituras, y otros componentes para el traslado en caballos, por la suma de 90 mil libras esterlinas. Mr Mackintosh requirió el pago en Revenga como persona natural, obviando que el reclamo debía hacerse contra el Estado, la Gran Colombia. La negociación no se había finiquitado, y al llegar a puerto americano el barco con las miles de piezas para la caballería grancolombiana, la nave debió regresarse a Europa, sin que se desembarcase el material. Revenga sería inicialmente condenado al arresto domiciliario, impidiéndole así que gestionase cualquier arreglo o diligenciase ante otras instancias.

Un defensor inglés

En todo caso, la defensa de Revenga se apoyó en doctrina de un célebre abogado inglés de la época, apellidado Princep, quien sostenía que “no es dudoso el deseo o intención del Gobierno grancolombiano de satisfacer todas sus obligaciones contraídas bona fide (de buena fe)”, por lo cual recomendada someter el reclamo a árbitros. El juez levantaría la medida contra Revenga; y este contrademandó a Mr Mackintosh por daños y perjuicios, Bolívar instaba insistentemente a Revenga para que regresase y le acompañase en el gobierno. Grande era la confianza del Libertador en el hacendista aragüeño.

La confianza de Bolívar

Hallándose en Lima, en 1823, el Libertador enterado de la situación de Revenga en Europa le escribe confirmándole su confianza “la convicción íntima en que me hallo del buen juicio y luces de Ud para…ver establecido el crédito de la Gran Colombia y reparadas las operaciones inconsultas…me han hecho sentir altamente que se haya tomado una resolución que creo tanto más injusta (la remoción de Revenga de su cargo como diplomático en Inglaterra)…después de sufrir Ud una prisión en beneficio de la Gran Colombia” (30 de octubre de 1823).  En 1830 el hacendista se alejó de la vida pública dedicándose a fomentar sus propiedades en Aragua. En 1850, bajo el gobierno de José Tadeo Monagas, Revenga ocupó por un corto tiempo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Sinópticos

 

Día del Bibliotecólogo y Archivólogo

Se estableció como homenaje al historiador y bibliógrafo Manuel Segundo Sánchez, quien falleció el 27 de julio de 1945, y había ejercido como Director de la Biblioteca Nacional, También un día como hoy, en 1950, egresó la primera promoción de profesionales Bibliotecología Archivología de la UCV.

 

1721

Nació el padre Gilii

Este sacerdote jesuita de origen italiano dejó una obra invaluable respecto a las lenguas indígenas venezolanas especialmente de las orillas del Orinoco. Gilii estableció relaciones genealógicas entre distintos idiomas caribes, indicando que en la región orinoquense hubo 9 lenguas matrices: caribe, sáliva, maipure, otomaca, guama, guajibo, yaruro, guaraúno y aruaco. Esta es una de las primeras propuestas para clasificar familias de idiomas suramericanos. En 1998 el gobierno venezolano emitió una estampilla en su honor.

1822

Culmina Entrevista de Guayaquil

Este día, tras una 2da reunión, se despide el general José de San Martín, Protector del Perú y Libertador de Chile, del Libertador Simón Bolívar, a su vez Presidente de la Gran Colombia. Tras acordar mutuo auxilio en la guerra contra España, el héroe rioplatense se reembarca en la goleta Macedonia, rumbo al Callao (Perú).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!