Pensar en lo peor cuando tienes Covid-19, es lo más traumático

El director de la emisora comunitaria CRP 91.5 FM, en Miranda, narra las vicisitudes padecidas al ser afectado por el virus.

VEA / Ildegar Gil

Quienes conocemos a Fermín Sandoval, vecino de la parroquia Petare, municipio Sucre, estado Miranda, sabemos de su valentía en cualquier campo y en cualquier momento. Sin embargo, lo confesamos, no imaginamos que su arrojo llegase a la osadía de conceder una entrevista apenas pocas horas después de haber derrotado al Covid-19. ¡Y lo hizo!

En medio del aturdimiento, vía guasap, el director de la emisora comunitaria Colectivo Radiofónico Petare (CRP 91.5 FM) accedió a charlar con Diario Vea sobre el viacrucis que significa estar internado luego de ser contaminado por el virus convertido en pandemia, desde marzo del año pasado.

Hasta él, en nombre de nuestras usuarias, usuarios, personal del portal y el de quien suscribe, nuestro eterno agradecimiento y nuestro deseo, pleno como la luna llena, por su restablecimiento definitivo.

Al inicio, una posible neumonía

-¿Cómo te contagiaste? ¿se lo atribuyes a un descuido u otra causa?

– Revisando en la memoria me encontré que una semana antes un compañero de trabajo fue diagnosticado positivo y de inmediato lo internaron. No sé si sería por esa vía porque yo cumplía las medidas establecidas. Posteriormente, en el lugar de trabajo, se hizo la desinfección de las áreas y se estrecharon las medidas de bioseguridad del poco personal que asiste a labores.

-¿Te afectó la variante brasileña?

– No, aunque mi ingreso al hospital fue con la llegada y detección de la nueva cepa.

-¿Cuándo empezaste a sentirte mal y cuáles fueron los síntomas?

-El 24 de febrero. Tenía dolor de cabeza, mareos, fiebre, fui a una clínica privada y me diagnosticaron una posible neumonía, para lo que me mandaron un tratamiento. El 26 de febrero, ya era peor la cosa con los mismos síntomas, más vómitos, pérdida del equilibrio, estados breves de inconsciencia y mucha dificultad para respirar.

Desespera la falta de oxígeno

-¿Llegaste a pensar en lo peor?

– Sí, es traumático. Se siente el deterioro físico, se pierden las fuerzas, desespera la falta de oxigeno en el organismo, se siente la asfixia, aparte que la situación y las condiciones de hospitalización con gente pidiendo ayuda, las alarmas y sonidos de los equipos monitores instalados a los pacientes, ver gente en pésimo estado y todo un ambiente que psicológicamente te perturba, afecta y conduce a pensar en lo peor.

-¿En cuáles sitios estuviste internado y durante cuánto tiempo?

-Estuve en las carpas de el Poliedro desde el 26 de febrero, y el 2 de marzo me trasladan al hospital Victorino Santaella, en Los Teques, donde estuve al llegar en un área crítica, y posteriormente en otra de menor riesgo. Todo este tiempo estuve aislado con atención y tratamiento médico. Esta última semana fui trasladado a un hotel sanitario, también aislado y con tratamientos.

-¿Que decían los otros pacientes?

-Por estar aislado no me comunicaba con los demás pacientes. Solamente al llegar fue cuando estuve en una sala con varios de ellos  pero que por su estado crítico no nos comunicamos

-¿Sientes alguna secuela?

-Ojalá las secuelas no sean más que los malos recuerdos por la situación vivida con esta pandemia, y de haber ocupado una cama como posible víctima fatal de este virus. También algo positivo para recordar, es la solidaridad de tanta gente que por cualquier vía siempre estuvo pendiente de nuestra salud. También la labor del personal médico y de todo el hospital abnegado, paciente, humano, profesional, ellos y ellas en su mayoría.

Todos y todas fueron Fermín

Karina Rivas, también forma parte de la directiva de la emisora ubicada en la urbanización La Urbina, sector del mismo municipio. Como Sandoval, también es del tamaño del compromiso que se le presente.

A nadie sorprendió que desde los primeros síntomas evidenciados por el radiodifusor revolucionario, haya estado a la altura de las exigencias que demandaban las circunstancias.

Sin ocultar que aún es presa de los nervios por las posibles secuelas que pueda generar el virus, no deja de destacar la solidaridad práctica mostrada desde diversos sectores, incluyendo los comunitarios en el que son ampliamente conocidos.

Relata que fuertes y serias diferencias ideológicas quedaron de lado, para dar paso al apoyo manifiesto. A todas y todos, quienes en tal angustiante momento fueron una sola persona, está altamente agradecida.

Karina Rivas, segunda de derecha a izquierda, agradece la solidaridad recibida. FOTO KR

2 pensamientos sobre “Pensar en lo peor cuando tienes Covid-19, es lo más traumático

  1. Muchas gracias Ildegar Gil y a la gente de VEA por esta publicación.
    Sin dudas queda recomendar la más amplia atención a las medidas de protección que ya son parte de nuestro nuevo quehacer diario para enfrentar esta terrible enfermedad. No nos cansemos de usar las medidas de bioseguridad contra la COVID 19, ni de recomendar su uso, además de agradecer reconocer la labor del personal que a diario atiende a las víctimas de la pandemia y evitar la desinformación al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!