Régimen de Duque solicita garantía de DDHH para mercenarios colombianos detenido en Haití

La Vicepresidente y canciller, Marta Lucía Ramírez envió una carta al embajador en Colombia, Jean Mary Exil. Foto Internet

VEA

El régimen de Iván Duque solicitó que se garantice los derechos humanos para los 18 mercenarios colombianos detenidos en Haití por su participación en el asesinato del presidente de la nación caribeña, Jovenel Moïse , hecho ocurrido el pasado 7 de julio.

La Vicepresidente y Ministra de Relaciones Exteriores, Marta Lucía Ramírez, a través de una carta enviada al embajador en Colombia, Jean Mary Exil, manifestó su preocupación tras la visita realizada por la Misión Consular colombiana, que supuestamente evidenció irregularidades en la detención y asistencia a los colombianos vinculados con el asesinato de Moise, refiere la cancillería neogranadina en su web.

Ramírez aseguró que los colombianos –de acuerdo con el informe entregado por el Cónsul Honorario de Colombia en Haití, Julio Santa– “no han recibido ninguna clase de asistencia jurídica, al no tener asignados defensores de oficio que protejan el derecho de la defensa y se respeten las garantías judiciales y del debido proceso”.

Según la canciller, algunos de colombianos–que sufrieron heridas, al parecer, en el momento de la detención- no han recibido una adecuada atención médica ni se les han garantizado condiciones humanitarias, “lo cual es violatorio   del artículo 5 de la citada Convención Americana que exige que se respete la integridad física, psíquica y moral de las personas detenidas.

Dijo al Gobierno de Haití “que tiene la obligación moral y legal de proteger a los detenidos que están bajo su jurisdicción.  No se puede ignorar el deber de proteger a personas que están bajo la jurisdicción de un gobierno, independientemente de cuál sea su situación judicial.  Exhortamos a su gobierno a proteger a los 18 nacionales colombianos. Tienen la alta obligación moral de garantizar su vida e integridad física.  Adicionalmente, demandamos que se investiguen y sancionen a los autores de estas conductas lesivas de sus derechos”, dice la misiva, citada por la cancillería colombiana.

Uno de los colombianos capturados por el asesinato de Moïse, está emparentado con el consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín. La información fue confirmada por el propio consejero, el pasado 10 de julio, quien destacó que Manuel Alberto Grosso Guarín, uno de los implicados en el magnicidio, es su primo en primer grado, pero aseguró que no lo conoce y que no han tenido trato alguno “ni siquiera en el plano familiar”.

Actualmente hay 18 colombianos capturados y tres fueron abatidos durante los operativos de las fuerzas de seguridad haitianas. El régimen de Colombia está en la búsqueda de otros tres colombianos que habrían estado en República Dominicana y Haití y que tendrían relación con el caso, dijo el director de la Policía de Colombia, Jorge Luis Varga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!