Relatora especial de la ONU reitera que Alex Saab debe ser liberado

Resaltó que su oficina está «haciendo todo lo posible» a favor de la liberación del diplomático. Foto Internet.

VEA / Fuster News

Este miércoles, durante su intervención en el foro «El impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en la realización del derecho al desarrollo», la relatora especial sobre la repercusión negativa de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, Alena Douhan, recalcó que el diplomático Alex Saab debe ser liberado.

«Yo era uno de estos relatores especiales que estaba y pidió y que pide la liberación del embajador Alex Saab», indicó, al tiempo que aseguró que en su oficina «estamos haciendo todo lo posible».

«Creo que seguir con la comunicación es importante», dijo, al señalar que su oficina mantiene contacto en función de promover el fin del secuestro al que el diplomático venezolano es sometido por las autoridades de Cabo Verde, al servicio del gobierno de Estados Unidos.

El diplomático Saab fue secuestrado por las autoridades del país africano cuando se dirigía hacia la República Islámica de Irán con el objeto de cumplir con una Misión Humanitaria ordenada por el presidente de la República, Nicolás Maduro, a fin de garantizar la adquisición de alimentos, medicinas y otros insumos, con el apoyo de la nación persa, productos que escaseaban en Venezuela como consecuencia de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por EEUU.

Al respecto, Douhan enfatizó que no debe existir discusión si las medidas unilaterales coercitivas son legales o no, porque dadas las consecuencias y la Carta de la ONU, «cualquier actividad unilateral es ilegal y hay una definición con todos los elementos, y es que las medidas coercitivas y unilaterales son ilegales».

Este nuevo llamado a la liberación del diplomático venezolano por parte la relatora, se suma a pronunciamientos anteriores donde ha señalado la necesidad de esta medida, considerando que aplicar la jurisdicción extraterritorial de EEUU a empresas, así como obligar a terceros Estados a cumplir con sus dictados, «no está justificado en el derecho internacional y aumenta los riesgos de causar efectos adversos».

Asimismo, en su informe sobre el impacto de medidas coercitivas y unilaterales en Venezuela, subrayó que estas acciones «violan los derechos de los agentes a ser representados por el gobierno de Venezuela sobre la base del principio de igualdad soberana de los Estados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!