Néstor Rivero Pérez

[email protected]

El 23 de junio de 1821 el General José Francisco Bermúdez, quien dos meses antes había dado inicio a la misión militar encomendada por el Libertador Simón Bolívar, combatió al jefe realista José Pereira en la colina del Calvario, en el perímetro de la ciudad de Caracas.

 

En la capital

Si bien el resultado de esa jornada fue adverso para los republicanos, debe decirse que tanto la campaña iniciada el 28 de abril desde Carúpano, por el prócer cumanés, así como la acción del Calvario contribuyeron decisivamente a la estrategia trazada por el Libertador, puesto que la acometida de Bermúdez obligó al jefe realista Miguel de La Torre, a sustraer cerca de mil hombres de la fuerza acantonada para esos días en la planicie de Carabobo y que debía dar el frente al Ejército Patriota comandado directamente por Simón Bolívar.

Las operaciones de Bermúdez, siendo que desde Oriente había penetrado la provincia de Caracas y tomado la capital el 14 de mayo anterior, inquietaron a La Torre, al punto de instruir el envío en un primer momento de mil soldados al mando de Francisco Tomás Morales, para contener a Bermúdez, quien había derrotado e Correa en el Consejo (Aragua), lo cual incrementó la inquietud del enemigo, por el hecho de que el prócer oriental había penetrado las líneas de abastecimiento de los valles centrales y amenazaba cortar las comunicaciones con la capital del país, así como con el principal puerto, La Guaira.

Y por algunos días dicho objetivo fue alcanzado por Bermúdez, cumpliéndose el designio del Libertador de obligar al enemigo a separar cuerpos de su fuerza principal.

 

La otra diversión

Igual circunstancia confrontaba La Torre por el occidente por cuanto, como se sabe, temía que de un momento a otro pudieren presentarse por el camino de Nirgua fuerzas independientes al mando de Rafael Urdaneta, quien semanas antes había tomado Coro, así como de Cruz Carrillo y José María Reyes Vargas, quienes tras Carora y Barquisimeto podían pasar a San Felipe.

Y, ciertamente, en la madrugada del día anterior a la jornada de Carabobo, el 23, La Torre había decidido despachar 800 efectivos para auxiliar a su lugarteniente Tello, amenazado en la capital de Yaracuy, ciudad que finalmente fue tomada por los republicanos en su diversión de occidente.

El Calvario

Esta colina aparece en distintos momentos de la historia de Venezuela como escenario de escaramuzas y combates, Y es muy probable que en los días de la conquista de Caracas por los hombres de Diego de Losada pudo darse en sus estribaciones algún tipo de enfrentamiento o emboscadas.

El 2 de agosto de 1862 el Calvario fue el punto desde donde el coronel Pedro Vicente Aguado al frente de un piquete revolucionario defendía a tiros a los liberales atacados por fuerzas conservadoras del Cuartel San Pablo, en jornada que la historia caraqueña conoce como “La sampablera”.

La Batalla

Aquel 23 de junio de 1821 el realista Pereira, dueño de Caracas, toma posiciones en las alturas del Calvario y aguarda el arribo de las fuerzas de Bermúdez, quien tras varias recorridas por la región central y luego de haber avanzado hasta La Victoria a fines de mayo, regresa a Caracas escaso de municiones.

Así, no obstante lo desventajoso de su ubicación, como muy limitado en sus pertrechos resuelve dar batalla a Pereira, mejor preparado para la ocasión; y en efecto Bermúdez debe retirarse tras sus pérdidas al Tuy, perseguido por el enemigo.

No obstante, la sustracción de efectivos al ejército español ordenada por La Torre en atención a la diversión de Bermúdez, cumplió el cometido previsto por Bolívar: por cuanto ese mismo día “23 de Junio de 1821, a la misma hora en que Bermúdez está siendo derrotado en El Calvario, el Libertador sitúa todas sus fuerzas en la Sabana de Tinaquillo, les pasa la última revista (…) El Ejército de Apure será la Primera División…al mando de su General José Antonio Páez. La Segunda División irá bajo el mando del General Manuel Cedeño y la Tercera División al mando de Ambrosio Plaza” (Fuente: Germán Fleitas Núñez / http://germanfleitasnunez).

 

Sinópticos

Administración Pública

En 2002 la Asamblea General de la ONU estableció esta fecha como Día de la Administración Pública. En 2005, dicha Asamblea General destacó la necesidad de revitalizar la administración pública, creando una cultura de renovación, colaboración y respuesta a las necesidades, alentando a los Estados Miembros a poner de relieve la contribución de la administración pública al proceso de desarrollo de los países. Queda mucho por hacer todavía.

1937

Lázaro Cárdenas

El presidente de México toma este día la decisión de nacionalizar el transporte férreo. Las empresas de este ramo se negaban a conceder aumentos salariales y pasaban a los gobiernos las deudas para la ampliación del tendido. Al año siguiente de la nacionalización, Lázaro Cárdenas, quien ya había nacionalizado también la industria petrolera, entrega a los trabajadores la administración de los ferrocarriles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!