Venezuela rechaza declaraciones de Guyana y lo acusa de victimizarse

La cancillería venezolana dejó muy claro que «el presidente Irfaan Alí se aleja de la realidad histórica con el fin de alimentar una matriz victimista y negativa referente a la justa reclamación venezolana sobre el territorio de la Guayana Esequiba». Foto Internet

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Venezuela rechazó enérgicamente las imprecisiones y falsas acusaciones contenidas en el discurso pronunciado este miércoles 26 de mayo por el presidente de la República Cooperativa de Guyana, Mohamed Irfaan Alí, en el marco del 55º Aniversario de la Independencia de ese país, quien acusó a la patria bolivariana de haber buscado «sofocar nuestro nacimiento al reclamar falsamente dos tercios de nuestro país», en referencia al territorio Esequibo, espacio geográfico que pertenece a la patria bolivariana.

Ante estas declaraciones, la cancillería venezolana a través de un comunicado, dejó muy claro que «el presidente Irfaan Alí se aleja de la realidad histórica con el fin de alimentar una matriz victimista y negativa referente a la justa reclamación venezolana sobre el territorio de la Guayana Esequiba, cuyo origen es anterior al otorgamiento de la independencia por parte del Reino Unido a la República Cooperativa de Guyana. Es así como a principios de la década de los años 60 del siglo pasado, Venezuela dejó establecido con claridad meridiana que el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte debía reivindicar a Venezuela por el grosero despojo sufrido a través del ilegítimo Laudo Arbitral de París de 1899″. 

En su discurso el presidente de Guyana aseguró que no buscan disputa con Venezuela. «No le damos un puño de guerra, sino una mano de amistad, basada en el respeto por nuestras fronteras y las de ellos. Pero no seremos acobardados ni intimidados», citó la cancillería de Guyana en su página web.

En el comunicado, Venezuela, felicita al pueblo de Guyana por sus 55 años de Independencia, y ratifica su firme compromiso con la paz y la buena vecindad, a través de las permanentes ofertas realizadas a las autoridades guyanesas para retomar el espíritu de diálogo y los mecanismos políticos previstos en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

En 1803, el prócer de la Independencia Francisco de Miranda, publica el Mapa Geográfico de América Meridional, del cartógrafo Cruz Cano y Olmedilla. En este mapa aparece el río Esequibo como línea divisoria entre el territorio español y las colonias holandesas.  “Al declarar su independencia, Venezuela toma como su territorio el que a esa fecha correspondía a la Capitanía General de Venezuela. Sin lugar a dudas, ese territorio abarca en toda su extensión la Provincia de Guayana hasta el río Esequibo, que fue, es y será la frontera Este de la nueva república, mediante la aplicación del principio del Uti Possidetis Juris” (142), recuerda el libro Venezuela siempre grande.

A continuación el texto íntegro de la cancillería venezolana

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente las imprecisiones y falsas acusaciones contenidas en el discurso pronunciado por el presidente de la República Cooperativa de Guyana, Mohamed Irfaan Alí, en el marco del 55º Aniversario de la Independencia de ese país.

Al respecto, el presidente Irfaan Alí se aleja de la realidad histórica con el fin de alimentar una matriz victimista y negativa referente a la justa reclamación venezolana sobre el territorio de la Guayana Esequiba, cuyo origen es anterior al otorgamiento de la independencia por parte del Reino Unido a la República Cooperativa de Guyana. Es así como a principios de la década de los años 60 del siglo pasado, Venezuela dejó establecido con claridad meridiana que el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte debía reivindicar a Venezuela por el grosero despojo sufrido a través del ilegítimo Laudo Arbitral de París de 1899. 

Fue gracias a la necesaria presión diplomática ejercida por Venezuela a partir de 1962, que se logra establecer una virtuosa negociación entre Venezuela y el Reino Unido, junto con su colonia, Guayana Británica, hoy Guyana, que culminó con la suscripción del legítimo Acuerdo de Ginebra de 1966, con el objeto de resolver la cuestión fronteriza y el despojo territorial.  

La  comunidad internacional conoce bien que Guyana firmó y ratificó dicho Acuerdo y, en consecuencia, se encuentra comprometida con su cumplimiento para buscar, junto a Venezuela, una solución amistosa, práctica y satisfactoria para ambas partes, independientemente del curso del procedimiento irregular seguido unilateralmente por Guyana ante la Corte Internacional de Justicia, a todas luces impulsado por las transnacionales de la energía. 

Cabe destacar que hace exactamente 55 años, Venezuela fue el primer país en reconocer a la República Cooperativa de Guyana como naciente Estado soberano, conforme a la tradición histórica heredada del Libertador Simón Bolívar. En pleno apego al Derecho Internacional Público y al Acuerdo de Ginebra de 1966,  Ignacio Iribarren Borges, entontes Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, en misiva suscrita el propio 26 de mayo de 1966, a la vez que expresa el júbilo de Venezuela “al ver nacer en suelo americano y sobre viejos restos del colonialismo, un nuevo país, cuyos recios y laboriosos habitantes se incorporan de esta manera al seno de la colectividad de naciones libres del mundo”, expresó con precisión los términos en los cuales Venezuela reconocía al nuevo Estado, con estas palabras:   

“Por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado el que se sitúa al este del margen derecho del río Esequibo, y reitera ante el nuevo país, y ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre toda la zona que se encuentra al margen izquierdo del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomado éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico”.

En este sentido, la República Bolivariana de Venezuela, al felicitar al pueblo de Guyana por sus 55 años de Independencia, se ve en la obligación de  repudiar las afirmaciones expresadas por el Presidente Irfaan Alí el día de hoy y ratifica su firme compromiso con la paz y la buena vecindad, a través de las permanentes ofertas realizadas a las autoridades guyanesas para retomar el espíritu de diálogo y los mecanismos políticos previstos en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966, en procura de una solución práctica, pacífica y mutuamente satisfactoria de la controversia territorial. 

Caracas, 26 de mayo de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!