Denuncian en Consejo de Seguridad de la ONU estrategia de EEUU y Colombia para agredir a Venezuela

Expuso las agresiones de ambas naciones contra el país, en las que se incluyen atentados terroristas y el uso de mercenarios. Foto Internet.

VEA / Yonaski Moreno

Venezuela solicitó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que discuta el papel de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos de Norteamérica, en la ejecución de una estrategia de agresión armada contra Venezuela, dentro del contexto del desbordamiento de la guerra en Colombia y de una política de provocación militar de Estados Unidos de Norteamérica en la frontera venezolana, en coordinación con las autoridades colombianas.

La solicitud fue realizada a través de una carta enviada por el embajador ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, Martin Kimani, el pasado 8 de octubre.

En la misiva, Venezuela denuncia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, la estrategia combinada de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos para justificar una agresión militar contra el gobierno de Nicolás Maduro.

La carta recopila declaraciones del presidente de Colombia, Iván Duque; de la vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores, Marta Lucía Ramírez; del ministro de Defensa, Diego Molano, y del comandante general de las Fuerzas Militares de la República de Colombia, Luis Fernando Navarro, que evidencian el intento sistemático de involucrar a la República Bolivariana de Venezuela en la larga guerra interna de Colombia, “a través de sendos intentos por establecer una supuesta conexión con los grupos armados que actúan a lo largo de todo el territorio colombiano –y no solo en la frontera con Venezuela– desde hace más de 60 años”.

Asimismo, asegura que “las autoridades del Estado colombiano están convencidas de que la repetición de una falsa narrativa belicista es suficiente argumento para preparar una agresión contra Venezuela, en alianza con el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica”.

Sobre la participación de este último, recordó que el principal vocero de la agresión militar es el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos de Norteamérica, quien promueve la denominada política de “máxima presión” contra Venezuela, citando su declaración del pasado 1° de octubre, en la que expresa la coalición de intereses políticos, económicos y militares de Bogotá y Washington para perpetrar la agresión armada.

Por otra parte, expone cronológicamente las agresiones militares, atentados terroristas y el uso de mercenarios, en conjunción con provocaciones directas del aparato armado de Washington, en la frontera aérea y marítima de Venezuela.

La carta expone además que la estrategia de agresión de los gobiernos de la República de Colombia y Estados Unidos de Norteamérica contra la República Bolivariana de Venezuela, está impulsada, entre otros factores, por el recrudecimiento de la guerra interna colombiana, como resultado de las luchas por el control del cultivo, producción y rutas de exportación de la cocaína.

“El gobierno colombiano juega a falsas declaraciones en favor de la paz, al tiempo que estimula la industria de mercenarios que asesinan a jefes de Estado y de gobierno de otros países, protege a los carteles del narcotráfico que están en el mejor momento de su historia, y auspicia grupos paramilitares que asesinan a la población civil inocente. La guerra en Colombia y sus víctimas están en peligro de desbordarse por toda la región, tal como hemos alertado previamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, resalta.

Añade que los gobiernos de Bogotá y Washington están determinados a destruir los procesos políticos pacíficos acordados por el pueblo venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!