Estadio de La Rinconada rendirá honor al “Látigo” Chávez

“Caracas va a tener un súper Estadio de Beisbol (…). Lo hemos ido llevando con bloqueo, con sanciones, con persecución financiera, poniéndole el corazón y buena voluntad”, puntualizó Maduro. Foto Internet

VEA / Prensa Presidencial

En La Rinconada, Caracas, se le rendirá honores a un ídolo del Comandante Hugo Chávez: Néstor Isaías “Látigo” Chávez al bautizar con su nombre el Estadio de Beisbol que fungirá como una de las sedes de la Serie del Caribe “Gran Caracas 2023”, anunció el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Durante el programa “La Hora de la Salsa y la Alegría» transmitido a través de Radio Miraflores, destacó que el estadio “Látigo” Chávez se convertirá en el “más moderno de toda América Latina y el Caribe”, perfilándose además como una de las joyas de la arquitectura de Caracas.

“Caracas va a tener un súper Estadio de Beisbol (…). Lo hemos ido llevando con bloqueo, con sanciones, con persecución financiera, poniéndole el corazón y buena voluntad”, puntualizó.

El “Látigo” Chávez, quien defendió con fervor a los Navegantes del Magallanes sería uno de los peloteros que el joven Hugo Chávez ansiaba emular. De él solía admirar el coraje, control e inteligencia que imprimía en cada actuación sobre el montículo.

En 1964, el pitcher Néstor Isaías “Látigo”  Chávez debutó en las ligas menores de Estados Unidos vistiendo la camisa de los Gigantes de San Francisco donde registró 5.27 de efectividad en su primera temporada con récord de 6-4 con 67 ponches en 99 innings. Después de tres años, en 1967, se convertiría en el decimoquinto pelotero venezolano en saltar a las Grandes Ligas.

Su repentino fallecimiento dejaría una profunda herida en el corazón del “Arañero” de Barinas quien ingresaría a la Academia Militar en 1971 con el sueño de ser lanzador del equipo Navegantes del Magallanes. El “Látigo” sería una de las víctimas del accidente aéreo ocurrido el 16 de marzo de 1969 cerca del aeropuerto de Grano de Oro en Maracaibo, estado Zulia.

Hugo Chávez se desplomó al enterarse de su muerte por un anuncio de “última hora” en las noticias. “Fue como si por un momento me hubiera llegado la muerte (…). Terrible. No fui a clases ni lunes ni martes”, relató.

Su legado estará más que nunca vigente a partir del 15 de enero de 2023, cuando se prevé la entrega formal de la construcción de La Rinconada que tendrá una capacidad para 40.000 personas.

“Si metieron más de 20.000 personas en el Estadio Universitario, en ese estadio (Látigo Chávez) un Caracas-Magallanes tendrá 40.000 personas, eso será espectacular”, subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!