El bloqueo contra Venezuela: Unas medidas criminales que afectan a todo un pueblo (XXX)

Venezuela siempre grande VI.

Alena Douhan recogió en un informe el tremendo daño causado por las sanciones. Foto Internet

Venezuela siempre grande VI.

Yuleidys Hernández Toledo

Entre el soplido del viento, el vaivén de las olas, en la brisa de los páramos, en los amplios llanos, en el desierto de Coro, en cada palmo de su geografía, Venezuela escucha el clamor incesante de sus hijos e hijas pidiendo el cese del bloqueo, una acción criminal que mantiene el régimen de EEUU, con apoyo de la Unión Europea, y que tanto daño ha causado a la Patria.

Las mal llamadas sanciones, que han estado acompañadas de una constante guerra económica, le cambiaron la vida a la gran mayoría de la población. Conseguir el sustento para llevar al hogar se hizo difícil, porque la especulación y la inflación inducida hicieron sal y agua el salario de los trabajadores y las trabajadoras.

Venezuela ha presenciado el llanto angustiado de madres, de padres, de abuelos, abuelas, tíos, tías, hijos e hijas, preocupados por la dura situación económica en el hogar.

El Gobierno nacional se mantiene desplegado atendiendo a las víctimas. Foto Internet

El bloqueo criminal, nefasto, también trajo consigo un deterioro de los servicios públicos porque el Gobierno nacional al no recibir suficientes ingresos no podía seguir invirtiendo para las mejoras de estos.

De estos enormes daños hace referencia el periodista Víctor Lara, una de las millones de víctimas del bloqueo imperial.

«A todos nos afecta el bloqueo en distintas áreas. Por ejemplo, mi familia está en el interior del país. Cuando Estados Unidos sanciona a Pdvsa hay dos cosas que se afectan directamente, uno es la gasolina, y la otra el gas. El primero afecta la movilidad de mis padres, quienes para dirigirse de un punto a otro tienen que caminar y caminar. En cuanto al gas, el costo se elevó muchísimo, además que no llega o llega muy esporádicamente. Ellos son una de las muchas familias afectadas del interior del país que han tenido que recurrir a la cocina a leña», narra, a esta autora, en entrevista vía whatsaap.

La familia de Lara reside en un pueblito del estado Mérida llamado La Azulita. Un estado donde el bloqueo también ha generado grandes fallas eléctricas. «Ellos sufren apagones de luz que duran 24, 48 horas, obviamente eso daña las neveras, los televisores, además que te limita la calidad de vida. Las sanciones han afectado la energía eléctrica. A esto hay que sumar los ataques directos contra el sistema, como el que ocurrió en 2019», en referencia al apagón nacional de marzo de ese año generado tras un atentado promovido por la derecha contra el Sistema Eléctrico Nacional.

El joven de 36 años también describió dificultades para acceder a medicinas: «En el caso de mi padre, es diabético. Hubo un momento donde no se conseguía la pastilla, cuando todo estaba difícil. También está el tema alimentación, es decir, no hay un área de la vida en la que el bloqueo no nos afecte».

Lara vive en Guatire, estado Miranda, ahí él también sufre las consecuencias de las mal llamadas sanciones, especialmente en las fallas de servicios públicos como el agua. «En mi casa el agua llega cada 15 días, el agua por tubería». También describe que la situación económica generada por el bloqueo lo ha separado de su familia.

«El bloqueo separó familias, no solo los que están en el extranjero, sino los que nos quedamos y no podemos viajar al interior del país, para mi es difícil ir a visitar a mis padres, el alto costo, el tema de los salarios», manifiesta.

«En lo personal las sanciones han generado la mayor cantidad de problemas. Sí, había otros problemas de índole más local como el tema de la corrupción, ineptitud de algunos funcionarios; pero las sanciones obviamente agravan, magnifican, destruyen, la calidad de vida, y bueno para eso fueron aplicadas», añade.

Lara no es el único al que las medidas coercitivas unilaterales le afectaron su vida y la de su familia. A Elizabeth Hernández (artesana, licenciada en Educación) y a su familia estas acciones criminales también la han perjudicado.

«Soy una persona de 71 años de condición cardiópata y con leucopenia la cual cada cierto tiempo me produce virus que se combate con medicamentos muy costosos, que a veces no se consiguen como consecuencia de los efectos dañinos del bloqueo», expresa a estar autora en sus declaraciones.

También cuenta que estas medidas afectan la jornada laboral de sus hijos, pues son técnicos en refrigeración «y no pueden conseguir los repuestos para los equipos que deben reparar, por lo que el trabajo ha mermado», afectando de esta forma el ingreso en sus hogares.

Para Bedalis Vargas, residente de Los Teques, estado Miranda, el bloqueo ha generado preocupaciones en su hogar y en la de su familia.

«El bloqueo afecta mi vida porque me preocupo de la estabilidad económica, de la entrada económica en mi hogar. Tengo una nieta de 4 años, que necesita medicamentos porque es asmática, y el bloqueo  dificulta acceder a medicinas, a veces uno no las encuentra en la red de farmacias o si las hay las venden muy costosas», manifiesta a esta autora.

Relata que estas agresiones imperiales, contra el país, también han obligado a su familia a reparar sus calzados o transformar la ropa.

«Hay carencias para comprar calzado porque los precios son carísimos. Nos ha tocado reparar los zapatos como hacen grupos familiares, buscar los más económicos cuando se puede, igualmente, arreglar o transformar la ropa. Es un bloqueo total que nos afecta a todos», añade en nota de voz.

Por su parte, Ximena Marillán, comunicadora social alternativa, relata que el bloqueo ha afectado en lo más elemental su vida y la de su familia. «En lo económico, en lo anímico, en lo emocional, en lo laboral. De no poder tener acceso a bienes y servicios como alimentos balanceados para mantenerte sano y fuerte. En lo emocional, porque al considerar todo lo anterior genera mucha angustia».

Cuenta que «algunos familiares han tenido que emigrar a reinventarse siendo ya gente adulta, y muchos amigos y conocidos llegar a países donde tienden a ser excluidos y hasta demonizados, llegando a recibir malos tratos y exclusión».

A su juicio a las acciones del bloqueo también hay que sumarle políticas equivocadas del Gobierno, pues considera que ahora hay más capitalismo «y complacencia hacia los grandes intereses económicos de las grandes empresas».

Para Rocío Gómez, fotógrafa de 27 años, el bloqueo ha afectado a la juventud. «Pensar en planes a futuro es casi imposible, porque no puedes tener un método de ahorro eficaz, porque el salario solo alcanza para lo básico. En la parte educativa, la mayoría de los profesores están abandonando sus puestos de trabajo, lo que afecta a los jóvenes, porque cómo puedes evolucionar o desarrollarte si no tienes una buena base educativa».

«Muchos creen que las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por  Estados Unidos contra Venezuela son inventos, pero no es así, porque son sanciones palpables, porque afectan los derechos fundamentales de toda la población venezolana sin distinción política. Afecta no solo lo que es el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, pues nos impide la adquisición justa de alimentos y medicinas, que forman parte de los derechos fundamentales de los individuos», denunció, por su parte, la periodista Iralva Moreno, residenciada en Los Teques, estado Miranda.

A esta joven, al igual que a diversas personas de su edad, el bloqueo la ha obligado a tener varios trabajos al mismo tiempo para cubrir las necesidades básicas.

Víctimas mortales

Venezuela llora, nadie puede imaginar el dolor que siente esta tierra que pare guerreros y guerreras al ver cómo el régimen imperial estadounidense con sus atropellos, con sus medidas coercitivas unilaterales, arrebata la vida de personas inocentes.

En abril de 2019, el Centro para la Investigación Económica y Política con sede en Estados Unidos, denunciaba que alrededor de 40 mil  venezolanos murieron en menos de dos años como resultado de las sanciones ilegales de EEUU diseñadas para efectuar un cambio de gobierno.

«Las sanciones estadounidenses apuntan deliberadamente a destruir la economía de Venezuela y, por lo tanto, llevar al cambio de régimen. Es una política infructuosa, cruel y fallida, que causa graves daños al pueblo venezolano… Entre los resultados de las amplias sanciones económicas implementadas por  Trump desde agosto de 2017, se estima que hay más de 40.000 muertes», indicaba el estudio elaborado en coautoría por el reconocido economista Jeffrey Sachs,director de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y exasesor especial del Secretario General de las Naciones Unidas, reseñó el 25 de abril de 2019 la agencia rusa Sputnik.

Fundalatin ha denunciado la agresión en el mundo. Foto Internet

The Economist clasificó a Sachs entre los tres economistas vivos más influyentes, y la revista Time lo nombró dos veces como uno de los 100 líderes mundiales más influyentes, agregaba la publicación, refiere la citada fuente.

La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social, Fundalatin, ha sido uno de las organizaciones no gubernamentales, ONG, que ha venido monitoreando el impacto de las medidas coercitivas unilaterales contra el país. En noviembre de 2020, la presidenta de la instancia, María Eugenia Russián, denunciaba en el foro de la Red Europea de Solidaridad con Venezuela, que la agresión estadounidense contra Venezuela afecta a sectores fundamentales como la salud, la alimentación, la atención a enfermos graves y el apoyo a personas con discapacidad.

Ese día reiteró que Fundalatin tiene documentados “43 casos de niños y adolescentes que esperan por trasplantes y su vida corre peligro por el bloqueo y los ataques sistemáticos a nuestra población; y otros cinco menores han perdido la vida a causa de esta criminal situación”, citaba el 20 de noviembre de 2020 https://eldiariovea.home.blog/

El 2 de febrero de 2021lavicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, denunció que ocho niños y niñas perdieron la vida entre 2019 y 2020 al no recibir el trasplante que requerían, debido a que la ultraderecha venezolana liderada por el golpista Juan Guaidó y el régimen de Estados Unidos, EEUU, suspendieron los recursos que aportaba Citgo, filial de Pdvsa en territorio gringo, a la Fundación Simón Bolívar para atender a pacientes con enfermedades graves.

Durante la presentación de su Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional, Rodríguez destacó, el 2 de febrero de 2021 con dolor en la voz, que los fallecidos fueron Yovanny Figuera, de seis años; Sofía Cordero, de ocho años; Erik Altuve, de 11 años; Julio Rangel, de 11 años; Robert Redondo, de siete años; Yeiderbeth Requena, de ocho años; Juan Martín Suárez, de dos años; y Yoyerlin Pocaterra, de 16 años.

Un daño que reconoce el propio EEUU

El daño que ha causado EEUU con su bloqueo contra Venezuela ha sido tan evidente y tan grande, que el propio imperio yanqui no lo puede ocultar.

Un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO en inglés) solicitado por los democrátas y que fue elaborado entre octubre de 2019 y febrero de 2021, llegó a la conclusión que “las sanciones, particularmente a la compañía petrolera estatal en 2019, problablemente contribuyeron a un declive más pronunciado de la economía venezolana, principalmente a limitar los ingresos de la producción de petróleo”, cita el texto, dado a conocer por medios internacionales el 8 de febrero de 2021.

La GAO, una agencia del Poder Legislativo que fiscaliza al gobierno federal, indicó que la economía venezolana ha caído “abruptamente” desde el inicio de las medidas punitivas de Washington en 2015, en especial a partir de 2019.

El informe también admite que a causa a las sanciones de EEUU, “menos compradores están dispuestos a adquirir petróleo crudo venezolano y los que lo están haciendo solo lo compran con un gran descuento”, cita, por su parte, el martes 9 de febrero, el portal argentino https://prensalibreonline.com.ar/

Agrega el informe, “además Venezuela ahora tiene que transportar su crudo a países más lejanos que EEUU, lo cual aumenta los precios de transporte”.

Este documento, asimismo, afirma que las sanciones afectan al stock de los diluyentes precisos para mezclar el crudo pesado venezolano, que Venezuela importaba previamente de EEUU.

A Venezuela no le cabe la menor duda de que todos los funcionarios gringos involucrados en el bloqueo contra Venezuela saben en el fondo de su apedrado corazón el daño terrible que le están causando a un pueblo inocente.

ONU evidencia daños del bloqueo y dice basta

Innumerables han sido los países que han exigido a EEUU que levante su bloqueo contra Venezuela. Lo han hecho en reiteradas oportunidades: Rusia, China, Turquía, Irán, Cuba, así como el Movimiento de Países No Alineados, una organización que agrupa a 120 Estados, pero el imperio yanqui se ha hecho el sordo.

El 25 de septiembre de 2020 la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, reiteró su llamado al levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales, que han sido impuestas a Venezuela por parte de Estados Unidos y sus aliados.

Víctimas del bloqueo se reunieron en febrero de 2021 con relatora de la ONU. Foto Fundalatin

El enorme daño que ha hecho el bloqueo contra Venezuela quedó registrado en un informe preliminar elaborado por la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre medidas coercitivas unilaterales y derechos humanos, Alena Douhan, y dado a conocer el 12 de febrero de 2021.

“El Relator Especial observa con preocupación que las sanciones sectoriales a las industrias petrolera, aurífera y minera, el bloqueo económico de Venezuela y la congelación de los activos del Banco Central han exacerbado la situación económica y humanitaria preexistente al impedir la obtención de ingresos y el uso de recursos para desarrollar y mantener la infraestructura y para los programas de apoyo social, lo que tiene un efecto devastador en toda la población de Venezuela, especialmente la que se encuentra en situación de extrema pobreza, las mujeres, los niños, los trabajadores médicos, las personas con discapacidad o con enfermedades crónicas o que ponen en peligro la vida, y la población indígena”,denunció Douhan.

La funcionaria independiente de la ONU, desde el 1 de febrero hasta el 12 de ese mes durante una visita a Venezuela, se reunió con autoridades del Gobierno nacional incluido el jefe de Estado, Nicolás Maduro, el tren ejecutivo y representantes de los poderes públicos. También sostuvo encuentros con todo el espectro de partidos políticos, de la oposición y de los sindicatos; de organizaciones humanitarias nacionales e internacionales; del sector privado; de la Iglesia católica, y muy especialmente con las víctimas del bloqueo, por lo que conoció de primera mano los daños que ha causado al pueblo noble de la tierra de Simón Bolívar las acciones criminales de EEUU.

Al finalizar su ciclo de reuniones y estudiar los efectos del bloqueo de manera clara y contundente instó al “Gobierno de Estados Unidos poner fin a la emergencia nacional en relación con Venezuela, revisar y levantar las sanciones sectoriales contra el sector público, revisar y levantar las sanciones secundarias contra terceros Estados y abstenerse de imponer sanciones al suministro de gasóleo que provocarían una crisis humanitaria de proporciones sin precedentes”.

De igual forma, exhortó “a los gobiernos del Reino Unido, Portugal,  Estados Unidos, y a los bancos correspondientes, a que descongelen los activos del Banco Central de Venezuela para adquirir medicamentos, vacunas, alimentos, equipos médicos y de otro tipo,repuestos y otros bienes esenciales para garantizar las necesidades humanitarias del pueblo de Venezuela y el restablecimiento de los servicios públicos en colaboración con el PNUD y otros organismos de las Naciones Unidas y mediante mecanismos mutuamente acordados y supervisados por ellos”.

La relatora expresó su preocupación, debido a “que la ausencia de recursos y la reticencia de los socios, bancos y empresas de reparto extranjeras a tratar con los socios venezolanos se traduce en la imposibilidad de comprar los equipos médicos y tecnológicos necesarios, los reactivos y las piezas de repuestos para la reparación y el mantenimiento de los sistemas de electricidad, gas, agua, transporte público, telefonía y comunicaciones, escuelas, hospitales, viviendas y otras instituciones públicas, lo que menoscaba el disfrute de muchos derechos humanos, incluido el derecho a una vida digna”. 

Alena Douhan recogió en un informe el tremendo daño causado por las sanciones. Foto Internet

Denunció además que “la supuesta reticencia de los socios extranjeros a cooperar con las instituciones venezolanas, incluidas las universidades, las sociedades deportivas y las ONG, así como los impedimentos a las transferencias de dinero, las dificultades para obtener visados y la negativa a abrir y el cierre de cuentas bancarias de ciudadanos venezolanos o de empresas públicas y privadas con sede en Venezuela por temor a sanciones secundarias, afectan al derecho a la educación, a las libertades académicas y a los derechos culturales, e impiden la prestación de ayuda humanitaria”.

Destacó que las sanciones han golpeado el salario de los trabajadores y las trabajadoras, pues recordó que los ingresos del Gobierno se han reducido en 99% y que el país vive actualmente con 1% de sus ingresos anteriores a las sanciones. 

“A pesar de la revisión periódica y el aumento de los salarios en Venezuela, se estima que el sueldo medio del sector público es de 2 a 3 dólares de EEUU al mes, lo que cubre menos de 1% de la cesta básica de alimentos y hace que la población dependa cada vez más del apoyo social del Gobierno en forma de CLAP (alimentos) y de transferencias periódicas de dinero a través de la “Carta de la Patria”, de múltiples subsidios para los funcionarios públicos, así como de la ayuda humanitaria extranjera”, evidenció.

Esta situación contribuye al aumento del nivel de migración y “facilita la participación de personas en la economía gris, afectando en primer lugar a especialistas de alto nivel del sector público como médicos, enfermeras, maestros, profesores universitarios, ingenieros, policías, jueces, técnicos, entre otros, lo que supone la violación de “sus derechos económicos, incluyendo el derecho al trabajo, al trabajo decente, a la seguridad social, incluyendo el seguro social, y a un nivel de vida adecuado”, precisa.

En su informe la relatora también denuncia las afectaciones que causa el bloqueo para atender la pandemia por Covid-19.

“Las reiteradas negativas de los bancos de Estados Unidos, Reino Unido y Portugal a liberar activos venezolanos incluso para la compra de medicamentos, vacunas y kits de protección, bajo el control de organizaciones internacionales, viola el mencionado principio e impide la capacidad de Venezuela de responder a la emergencia Covid-19”, denuncia.

Venezuela se suma al llamado de la relatora de la ONU y una vez más exige el cese del bloqueo que tanto daño le ha causado a sus hijos e hijos, unos valientes guerreros y guerreras que no se rendirán ni se doblegarán ante el imperio yanqui.

Aquí puedes leer las veintinueve entregas anteriores del sexto capítulo de Venezuela siempre grande.

En 2013 EEUU y derecha arremetieron contra las presidenciales (I). https://bit.ly/38Yc53D

Maduro lideró una campaña electoral de amor y de alerta de los planes opositores (II). https://bit.ly/3oYWPJ4

Atacar al CNE y vandalizar la GMVV caracterizaron campaña de Capriles en 2013 (III). https://bit.ly/3661P7E

14 de abril de 2013: El día que el pueblo le cumplió a Chávez (IV). https://bit.ly/2LOhvW9

Capriles promovió la violencia al desconocer los resultados (V). https://bit.ly/39QgDbe

Once fallecidos, 78 lesionados y CDI quemados dejó desconocimiento de los resultados por parte de Capriles (VI). https://bit.ly/366prsC

Con la llegada al poder de Maduro, EEUU y la derecha incrementó la guerra no convencional (VII). https://bit.ly/2KFPkbc

Gobierno de calle y lanzamiento de Misiones entre los logros de Maduro en 2013 (VIII). https://bit.ly/3c60guc

Leopoldo López causa muerte y terror con su Plan La Salida (IX). https://bit.ly/3c5GI92

Leopoldo López, promotor de la violencia en Venezuela (X). https://bit.ly/365SzAk

La derecha, el paramilitarismo y los asesinatos selectivos (XI). https://bit.ly/3pe7Ypw

Escasez, inflación inducida y comienzo de las sanciones marcaron 2013 y 2014 (XII). https://bit.ly/3o9nbXB

Protección a la familia en medio de la arremetida de la derecha contra el país (XIII). https://bit.ly/3odZXjf

En 2015 la derecha sumó a la guerra económica un intento de golpe de Estado (XIV). https://bit.ly/3pz9xyy

El decreto de Obama: Unas medidas criminales que violan los derechos humanos de todo un pueblo (XV). https://bit.ly/3pzK3Bb

En 2015 la derecha conquistó la AN con propaganda engañosa (XVI). https://bit.ly/3owr4Gk

Maduro, el Presidente del diálogo (XVII). https://bit.ly/3oz8Hkf

Guarimbas y quemar personas vivas, parte de los crímenes de la derecha en 2017 (XVIII). https://bit.ly/3pED36k

La Asamblea Nacional Constituyente que devolvió la paz al país (XIX). https://bit.ly/3aEum5A

Los CLAP y el Carnet de la Patria, programas para proteger al pueblo (XX). https://bit.ly/3aEgqbR

Bloqueo: Un crimen de lesa humanidad de EEUU contra Venezuela (XXI). https://bit.ly/2OfeCyn

El Petro es el primer criptoactivo de Venezuela (XXII). https://bit.ly/2N2tXS6

Maduro es reelecto Presidente y la derecha nacional e internacional se torna más agresiva (XXIII). https://bit.ly/376cPCh

El régimen de Colombia y sus ataques económicos y terroristas contra Venezuela (XXIV). https://bit.ly/3jQ5VXa

Amenazas de invasiones y el intento de crear un Estado paralelo marcan agresiones de la derecha (XXV). https://bit.ly/3jOOINN

Sabotear los servicios públicos y promover apagones entre los crímenes de la derecha (XXVI). https://bit.ly/2LVZRQj

Guaidó y sus alianzas con narcoparamilitares y terroristas para atacar al país (XXVII). https://bit.ly/3dpLwXG

Venezuela: Ejemplo mundial en la lucha contra el Covid-19 (XXVIII). https://bit.ly/3s8y0M3

Una Asamblea Nacional para hacer justicia, contra el bloqueo y por la recuperación económica (XXIX). https://bit.ly/2NoY9aD