¡Arte con conciencia! Ilustrar para contribuir a la sociedad, propone este artista gráfico

El joven ilustrador Ezequiel Martínez asegura que este tipo de obras pueden servir de herramienta para elevar la conciencia de clase. Imágenes Cortesía.

VEA / Yonaski Moreno

Caraqueño de pura cepa, enamorado del arte, de la investigación y de las causas sociales, el joven ilustrador Ezequiel Martínez, se plantea con firmeza contribuir a superar las condiciones existentes de la sociedad a través de su obra gráfica. La lucha contra el capitalismo y la desigualdad, son tópicos que considera pueden ser abordados desde esta trinchera.

“El arte gráfico puede servir como un apuntalamiento propagandístico para la elevación de la conciencia de clase”, consideró en conversación telefónica con Diario VEA.

A temprana edad había definido su objetivo. Con tan solo 7 años, se visualizaba como pintor. Por recomendación de una profesora, realizó estudios en la Escuela Técnica Cristóbal Rojas. También comenzó estudios universitarios en artes, sin embargo, decide no continuar por ese camino.

“Me arrepiento de ese mundo, me doy cuenta de que el arte a nivel global sirve a intereses de la burguesía, de la élite, de las galerías. Me doy cuenta de que me estaban incubando para ser un hacedor de símbolos de personas ricas, que mi arte no sirve para servicios populares y decido irme”, relató Martínez.

Tras esa experiencia se dedica al trabajo teórico y trabajó con instituciones gubernamentales para las que realizaba investigaciones, diagnósticos y discursos. “Cuando se daban cuenta que también ilustraba también me ponían en esas labores”, recordó.

Su trabajo como ilustrador lo llevó a colaborar con un colectivo autodenominado negro y comunista norteamericano, llamado “Los millennials están matando el capitalismo”, en 2020, experiencia que le mostró que era posible obtener una remuneración económica haciendo arte con conciencia.

Además, comparte que sus ilustraciones tienen “cargas estéticas en el arte que va desde la propaganda soviética y la propaganda china, hasta el arte cartelista del siglo XIX, los impresionistas, los postimpresionistas, los murales latinoamericanos precolombinos”. Añade que para él, el arte “de manera estética, es una cosa que enriquece el espíritu y si ese enriquecimiento puede ir acompañado con una elevación de la conciencia de clase, para mí mejor”.

Desde diciembre de 2022, el joven ilustrador –junto a unas compañeras- decide iniciar un proyecto personal, al que prevé dedicarse por completo este 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!