Presidente Nicolás Maduro honra a Oswaldo Barrera con Orden Libertadores y Libertadoras

El mandatario agradeció a Barbera por su calidad humana y profesional. Foto Prensa Presidencial.

VEA/ Yonaski Moreno

El presidente de la República, Nicolás Maduro, condecoró con la orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela al ministro del Poder Popular para el Ecosocialismo, Oswaldo Barbera, quien falleció el pasado 15 de abril.

La condecoración fue recibida por su esposa y sus hijos durante la Capilla Ardiente llevada a cabo en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda de la entidad mirandina, donde diversas autoridades del Estado venezolano rindieron un sentido homenaje a Barbera.

Durante la ceremonia, el jefe de Estado expresó su agradecimiento al ministro, “por haberme acompañado en estos días duros de estos años, siempre con una sonrisa, siempre con una palabra de aliento, siempre con la valentía de los que son capaces de perseverar en la idea de Patria”.

Asimimos, agradeció a Barbera por su calidad humana y profesional, por su entrega absoluta al trabajo, su honestidad y por llenar de luz y de esperanza en lo referente al cambio climático y la preservación de la Pachamama.

El mandatario destacó que la última vez que compartió con el ministro fue el pasado lunes 12 de abril en un homenaje al cosmonauta soviético, Yuri Gagarín, con motivo de los 60 años de su viaje espacial. Relató que en este encuentro Barbera sembró un árbol, un caoba, acompañado con una capsula de tiempo en la raíz para que la abran en 100 años las generaciones futuras y puedan ver la heroicidad de esta época histórica.

“Vino a despedirse de sus árboles, de su tierra, de su naturaleza, del sol. Vino a sembrar un árbol de caoba para que siguiera creciendo. Parecía que la vida se le acababa muy temprano y así fue, esta vida. Apenas 53 años y se fue de repente».

Añadió que lo importante no es la edad en que le toque irse a una persona sino que el día de la despedida el balance tenga que ser «hemos vivido, hemos dejado intensamente una idea, un sueño, hemos dejado intensamente una palabra que será recordada y puedo decir a nombre de todos sus amigos, compañeros que lo conocieron mucho más en las luchas de todos estos años, puedo decir ministro Oswaldo Barrera usted ha vivido y vivió intensamente».

El presidente se despidió de Barrera con un tenue toque sobre el féretro, gesto que también tuvieron otras autoridades. Asimismo, se cumplió un minuto de silencio como homenaje póstumo.

La letra de Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos, del cantor del pueblo, Alí Primera, se hizo presente en la ceremonia en la voz del diputado Alí Alejandor Primera, mientras que el primer poema del libro de Oswaldo Barbera Río abajo, balsero de mi alma, fue recitado por el padre Numa Molina como himno litúrgico.

«Generalmente en una oración como esta se acostumbra un himno de la liturgia para comenzar, pero yo creo que ya los himnos los dejó compuestos Oswaldo y por eso, como himno quiero utilizar justamente el primer poema de su libro», dijo Molina, quien ofició la ceremonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!