AN aprobó Acuerdo en conmemoración de los 45 años del asesinato de Jorge Rodríguez padre (+Perdón)

El diputado de Acción Democrática (AD), Luis Eduardo Martínez, señaló que el crimen cometido contra Rodríguez durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez fue atroz e inaceptable. Foto AN

VEA / Asamblea Nacional

La Plenaria de la Asamblea Nacional (AN) aprobó este jueves un Acuerdo en Conmemoración de los 45 Años del Vil Asesinato del Revolucionario Jorge Antonio Rodríguez, dirigente estudiantil, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria y, posteriormente, fundador de la Liga Socialista.

Con la presencia de la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Eloína Rodríguez Gómez, sus sobrinos Abel Durán, Paola Carolina Gómez y otro de sus hijos, Aníbal Briceño, acompañados de familiares e invitados ligados a la vida personal y política del líder, se rindió homenaje a quien además es padre del presidente de la Asamblea Nacional, diputado Jorge Rodríguez Gómez.  

El diputado Jesús Pérez fue el encargado de presentar el acuerdo que establece enaltecer el legado de Rodríguez honrando su memoria y lucha histórica así como reconocer su doctrina ética, moral y revolucionaria, ejemplo a seguir en el contexto del asedio imperial. 

Pérez refirió que el líder revolucionario es la luz del discurso en cualquier actividad política y también la cobija de la lealtad, de la modelación, de la no traición, que le costó la tortura con que fue asesinado. El parlamentario leyó un poema de la autoría del diputado Jorge Rodríguez dedicado a su padre. “Los que hoy te apartaron del camino no saben que están abriendo cien más. Padre todos tus compañeros pedimos justicia, castigo para tus verdugos”.

Por su parte, el diputado de Acción Democrática (AD), Luis Eduardo Martínez, señaló que el crimen cometido contra Rodríguez durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez fue atroz e inaceptable. No impidieron que subalternos aplicarán las viles prácticas de la seguridad nacional contra el líder socialista.

“Venimos aquí a pedir perdón, perdón por un crimen que un buen militante jamás avalaría, perdón, por un crimen sucedido en un gobierno salido de nuestras filas, pero en el cual es obvio, no ejercimos ninguna responsabilidad, perdón a Jorge, a Delcy, a Deisy mamá, a Aníbal, que mal día hará mañana, 45 años sufriendo la pérdida del padre, del esposo”, pidió el parlamentario.                 

Intervino seguidamente el diputado Fernando Soto Rojas, quien entre sollozos por el dolor de recordar a su hermano de lucha Jorge Antonio Rodríguez, expresó que la injusticia no pudo callar jamás su pensamiento y la pasión que encendió en los corazones de los revolucionarios que luchan por construir el Socialismo.

Soto Rojas precisó que aún no está escrito la verdadera biografía del revolucionario asesinado. “Estamos el prólogo de la Revolución Bolivariana, hay una gran ignorancia del esfuerzo político que se hizo en siglo pasado”, y exhortó a los diputados de la oposición a que «nunca jamás se repita la figura de los desaparecidos, de la tortura, de la muerte, eso debe quedar atrás”, apuntó.  

El parlamentario entregó a la vicepresidenta Delcy Rodríguez, y a los familiares, el acuerdo aprobado por el pleno de la cámara.

La detención injusta de Jorge Rodríguez padre ocurrió el 23 de julio de 1976. La medida la ordenó el director de la Disip, Arístides Lander, recuerda el libro Cronología de una Implosión: La década final de la IV República, y citado por el texto Venezuela siempre grande, publicado en Diario VEA.

La orden fue ejecutada por funcionarios de ese cuerpo, quienes lo detienen en las inmediaciones de la avenida Sucre de Caracas, frente al liceo Miguel Antonio Caro. Es trasladado a la carretera Panamericana donde es sometido a torturas por funcionarios de la Disip para que confesara su supuesta participación en el secuestro del industrial William Niehous. Dos días después, el entonces ministro de Relaciones Interiores, Octavio Lepage, anunció al país que el maestro Jorge Rodríguez había muerto de un infarto. En realidad fue asesinado por el cuerpo represivo de Carlos Andrés Pérez, agrega Venezuela siempre grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!