¡Hablan las encuestas! 62% de la población considera que Guaidó y López deberían estar presos

Así lo reveló el más reciente estudio de la consultora Hinterlaces, realizado en el mes de junio y que la firma dio a conocer en su cuenta Twitter.

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Un 62% de la población está de acuerdo con que los golpistas Juan Guaidó y Leopoldo López estén presos por corrupción. Así lo reveló el más reciente estudio de la consultora Hinterlaces, realizado en el mes de junio y que la firma dio a conocer en su cuenta Twitter.

En enero de 2019 Guaidó se autoproclamó Presidente de Venezuela, desde entonces ha venido ejecutando una serie de agresiones contra el país, que van desde sanciones, promover invasiones hasta el robo de los activos de Venezuela en el exterior. El 23 de febrero de ese año intentó ejecutar una invasión contra el país desde Colombia para supuestamente ingresar una presunta «ayuda humanitaria».

En septiembre de 2019 salieron a la luz pública fotografías del golpista Guaidó junto a cinco narcoparamilitares pertenecientes a la banda criminal colombiana Los Rastrojos, quienes lo ayudaron a ingresar a territorio neogranadino en febrero de ese año.

El 30 de abril de 2019, Guaidó junto a su jefe Leopoldo López, lideraron un intento de golpe de Estado desde las afuera de La Carlota, importante arteria vial de la Gran Caracas. Los dos ultraderechistas intentaron hacer creer que habían tomado la base militar de La Carlota y llamaron a miembros de la FANB a sumarse a su intentona. Su plan fracasó, ni el cuerpo castrense ni el pueblo los respaldó.

López, desde entonces, se refugió en la embajada de España en Venezuela, donde continuaría con sus planes golpistas hasta su fuga del país en octubre de 2020.

La madrugada del domingo 3 de mayo de 2020, Venezuela y el mundo fueron testigos de un hecho aberrante. Mercenarios y terroristas entrenados en los campamentos colombianos y exsoldados estadounidenses intentaron realizar una incursión vía marítima por las costas de La Guaira. El plan formaba parte de las acciones de Guaidó y la ultraderecha nacional, y los regímenes de Colombia y EEUU contra el país.

Guaidó también es responsable del bloqueo, el robo de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos, Monómeros y otras empresas venezolanas en el exterior. Su Gobierno ficticio también ha sido señalada por diversos hechos de corrupción.

En cuanto a Leopoldo López, su pasado de golpista se remonta a abril de 2002 cuando participó activamente en el Golpe de Estado contra el Comandante Eterno, Hugo Chávez. En esos años utilizó a la policía del municipio mirandino como fuerza de choque para llevar una marcha opositora al casco central de Caracas.

En su afán de querer ser presidente de la República, López ha causado caos, destrucción y decenas de muertes con sus acciones violentas.

En octubre de 2002 permitió que se instalara en Plaza Altamira, el show de unos militares golpistas. En 2004 apoyó las guarimbas que se dieron en Chacao. Tres años después abandona el partido Primero Justicia y se suma a Un Nuevo Tiempo, donde estuvo hasta 2009, cuando a finales de ese año funda su propio partido Voluntad Popular, la organización partidista de más extrema derecha del país.

En 2014, Venezuela vio cómo desató la violencia con su plan insurreccional La Salida. El 19 de febrero de ese año se entregó a la justicia venezolana conminado por el presidente Nicolás Maduro. El mandatario nacional y el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, han dicho en reiteradas oportunidades que se entregó a la justicia porque su vida corría peligro y el Estado lo salvó.

Por las guarimbas de 2014, López fue acusado por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir, por lo que fue condenado en 2015 a 13 años, nueve meses y siete días de prisión.

Desde la cárcel de Ramo Verde, ubicada en el estado Miranda, continuó su arremetida contra el Gobierno nacional. El 8 de julio de 2017 le fue concedido arresto domiciliario por problemas de salud, recordó Telesur.

Entre abril y julio de 2017, Voluntad Popular, el partido de López, promovió las guarimbas que se desataron en diversos Estados del país y que dejaron como resultado 173 víctimas mortales y cientos de heridos, de acuerdo con investigación realizada por el Minci.

El partido de López desde el año 2016, cuando la oposición conquistó la Asamblea Nacional promovió las sanciones y bloqueo contra el país. Una acción que mantuvieron desde esta tribuna hasta 2020. En 2019 fue designado presidente del entonces Parlamento en desacato Juan Guaidó, quien ha sido catalogado como un títere de Leopoldo.

El 24 de octubre de 2020 se conoció su fuga de la sede diplomática y su estadía en España. En esta acción estuvo involucrado el exembajador de la nación europea en el país, Jesús Silva, denunció el jefe de Estado.

En España se da la gran vida junto a su familia y continúa conspirando contra la Revolución Bolivariana.

error: Este contenido está protegido !!