Sentenciados en Colombia terroristas implicados en la Operación Gedeón

Fueron condenados a seis años de cárcel, la pena mínima permitida por sus crímenes. Foto Internet.

VEA/ Yonaski Moreno

Un juez de Colombia sentenció a tres venezolanos a seis años de cárcel por su participación en la organización de la Operación Gedeón, la incursión armada fallida con la que la extrema derecha venezolana buscaba derrocar al presidente de la República, Nicolás Maduro.

La sentencia emitida la noche del pasado martes 18 de mayo, fue la mínima permitida por los crímenes cometidos, asegura nota de The Associated Press, AP.

En marzo pasado, los sentenciados se declararon culpables de colaborar con Jordan Goudreau, un ex boina verde de Estados Unidos y veterano de la guerra de Irak, para organizar un grupo terrorista para derrocar al Gobierno nacional, tomar instalaciones militares y asesinar a dirigentes de la Revolución Bolivariana.

Entre los hombres sentenciados se encuentran los desertores del cuerpo castrense venezolano Juvenal Sequea y Juven Sequea, hermanos de Antonio Sequea, capitán de la Guardia Nacional Bolivariana quien confesó ser el comandante de la fallida incursión armada y se encuentra detenido en Caracas. El tercer condenado es un civil, Rayder Russo, quien por años ha intentado derrocar al presidente Maduro.

Como parte del acuerdo de culpabilidad negociado en marzo con las autoridades colombianas, los terroristas aceptaron un solo cargo: el de brindar apoyo logístico a un grupo ilegal armado. Por su cooperación, les fueron retirados los cargos más graves, relacionados a brindar entrenamiento militar a quienes intentaron ejecutar la incursión, detalló AP.

Aunque ninguno de los hombres estuvo presente en la incursión mercenaria el testimonio de otros desertores venezolanos los identificaban como miembros de alto rango en el operativo al lado de Goudreau y el organizador del complot, Clíver Alcalá.

Por su parte, a Yacsy Álvarez, también acusada en la investigación que se desarrolla en territorio neogranadino, se le señala de ayudar a contrabandear armas para los mercenarios. En sus declaraciones, Álvares ha acusado a las autoridades colombianas de estar en contacto constante con Clíver Alcalá.

La sentencia leída en el tribunal indica que la investigación colombiana partió del decomiso de 26 fusiles de asalto y equipo táctico realizado el 23 de marzo de 2020. El arsenal había sido enviado por Álvarez a los mercenarios ubicados en la península de La Guajira.

A Comienzos de septiembre de 2020, fueron capturados en Bogotá, Colombia, los hermanos y desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, Juvenal y Juven José Sequea. Ese mismo mes fue capturado Rayder Alexander Russo, quien fungió como financista del magnicidio en grado de frustración ocurrido el 4 de agosto de 2018.

En septiembre de 2020 también fue capturada en Barranquilla Yacsy Alexandra Álvarez Mirabal. Ella era la traductora y asistente de Jordan Goudreau en Colombia y persona de confianza de Clíver Alcalá Cordones. Se ha declarado inocente en repetidas ocasiones y ha confirmado en reiteradas entrevistas a medios colombianos e internacionales que la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) de Colombia estaba involucrada en la agresión criminal contra Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!