Venezuela denuncia tergiversación y manipulación de Guyana sobre el Esequibo

A través de un comunicado emitido por la cancillería, lamenta que el vecino país continúe forjando una matriz «interesada y publicitaria» para facilitar el despojo del país controvertido. Foto Internet.

VEA / Yonaski Moreno

Venezuela denunció las tergiversaciones y manipulaciones de la República Cooperativa de Guyana sobre la controversia territorial del Esequibo, derivadas del discurso pronunciado por el presidente guyanés, Mohamed Irfaan Ali, en el marco de la 77ª Asamblea General de la ONU el día 21 de septiembre de 2022.

A través de un comunicado emitido por la Cancillería, el Gobierno Bolivariano calificó como inaceptable “las persistentes y falsas imputaciones que Guyana ha venido profiriendo desde 2015 ante la Asamblea General de la ONU”, y lamentó que el país vecino continúe forjando una matriz “interesada y publicitaria para facilitar el despojo” del territorio controvertido, cuando el Acuerdo de Ginebra ordena a las partes “alcanzar un arreglo práctico y mutuamente satisfactorio”.

El comunicado expone además que el citado discurso “irrespeta la posición histórica y justa de Venezuela sobre la controversia territorial de nuestra Guayana Esequiba, regida por el Acuerdo de Ginebra suscrito entre el Reino Unido, Venezuela y Guyana, cuya motivación es alcanzar una negociación amistosa sobre el  inconmensurable territorio terrestre tropical conformado por 160 mil kilómetros plagado de selvas, bosques, sabanas, manglares y fuentes hídricas, en el que habita una mayoría de indígenas originarios”.

A continuación el comunicado íntegro:

La República Bolivariana de Venezuela denuncia y rechaza categóricamente, una vez más, las tergiversaciones y manipulaciones derivadas del discurso expuesto por la República Cooperativa de Guyana, en el marco de la 77° Asamblea General de la ONU el día 21 de septiembre de 2022.

En el mencionado discurso, se irrespeta la posición histórica y justa de Venezuela sobre la controversia territorial de nuestra Guayana Esequiba, regida por el Acuerdo de Ginebra suscrito entre el Reino Unido, Venezuela y Guyana, cuya motivación es alcanzar una negociación amistosa sobre el inconmensurable territorio terrestre tropical conformado por 160 mil kilómetros plagado de selvas, bosques, sabanas, manglares y fuentes hídricas, en el que habita una mayoría de indígenas originarios.

Es en este territorio donde la República Cooperativa de Guyana pretende implantar un emporio transnacional que desea apoderarse de las riquezas del mar, así como lo han venido haciendo abusivamente con las tierras sometidas a la negociación amistosa por mandato legal de este tratado firmado para resolver la controversia territorial.

Son inaceptables las persistentes y falsas imputaciones que Guyana ha venido profiriendo desde 2015 ante la Asamblea General de la ONU, año que coincide con el momento en que las trasnacionales petroleras resuelven invadir las aguas sin delimitar.

El Reino Unido le arrebató a Venezuela la Guayana Esequiba mediante un fraude, el 03 de octubre de 1899, muchas décadas anteriores al nacimiento de Guyana como estado independiente. La República Cooperativa de Guyana debe explicarle al mundo que Venezuela por la vía diplomática logró que fuera reconocido ese despojo territorial en el seno de esta Asamblea General de la ONU en 1962, dando vida en 1966 al Acuerdo de Ginebra.

Venezuela no promueve el uso de la fuerza, no promueve la imposición de la voluntad de una sola de las partes, no promueve el neocolonialismo, la desigualdad y la violencia de la guerra, mediante estratagemas financieros, mediáticos, de law fare o de posverdad que han destruido países y asesinado a millones de seres humanos.

Venezuela expresa su indignación al constatar cómo se le miente al mundo, cuando ha sido por décadas el mejor socio en cooperación, solidaridad e integración.

Venezuela lamenta que Guyana venga forjando esta matriz interesada y publicitaria para facilitar el despojo a Venezuela del territorio controvertido, cuando la realidad es que el Acuerdo de Ginebra le ordenó a las Partes alcanzar un arreglo práctico y mutuamente satisfactorio.

La República Bolivariana de Venezuela trabaja y ha trabajado siempre para hacer valer sus legítimos derechos y para establecer negociaciones directas blandiendo el espíritu del Acuerdo de Ginebra y de nuestra diplomacia de paz.

El sol de Venezuela nace en el Esequibo.
Caracas, 30 de septiembre de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!