¡Arden las bardas! Bancos centrales contactan a BCV por temor a que Inglaterra también los robe

«Lo están llamando para conocer los detalles de como se pretende hacer este despojo» al oro venezolano, dijo la vicepresidenta Delcy Rodríguez. Foto Internet

VEA / Yuleidys Hernández Toledo

Bancos Centrales de países importantes han llamado al Banco Central de Venezuela (BCV), para conocer detalles del secuestro del oro venezolano que mantiene desde 2019 un banco de Inglaterra. Las entidades financieras temen que el gobierno británico les aplique la misma receta violatoria del derecho internacional que hicieron contra la patria bolivariana. Así lo dio a conocer este viernes 29 de julio la vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez.

«Debe saber el país, que se han comunicado con el Banco Central de Venezuela, bancos centrales de otros países, países muy importantes. Lo están llamando para conocer los detalles de cómo se pretende hacer este despojo, de cómo se pretende desapoderar a Venezuela de sus reservas internacionales, que según el derecho internacional además gozan de inmunidad», manifestó Rodríguez, en un contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV), tras conocerse este viernes la decisión de un tribunal británico que reconoció a la junta directiva del BCV ilegal conformada por el golpista Juan Guaidó en 2019.

Más adelante enfatizó que se han comunicado con el BCV diversos países, sus bancos centrales, porque están muy preocupados por el secuestro del oro venezolano, «y quieren saber a detalle» lo que hizo Inglaterra contra Venezuela, «porque saben que en un futuro inmediato les puede ocurrir a otros países». Agregó: «Nosotros hemos hecho esta alerta a nivel mundial y seguiremos en la batalla».

Rodríguez, quien explicó que las reservas internacionales de los países gozan de inmunidad, destacó que con el secuestro del oro venezolano, «se ha violentado el derecho internacional» las leyes venezolanas y «todo tipo de norma. Se han violentado reglas básicas del sistema de inversiones».

Remarcó que «Nadie va a querer invertir en el Reino Unido, sus inversiones no están seguras. Nadie va a querer poner su oro en el banco de Inglaterra, porque se lo pueden sencillamente robar, amparados por un tribunal, conforme a lo que la Corona británica decida hacer con esos activos, con esos patrimonios».

Prueba contundente

La vicepresidenta Ejecutiva también anunció que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, tiene en sus manos unas prueba contundente, que presentará en los próximos días, en el marco de la defensa del oro venezolano.

«Debo informar responsablemente, que el presidente Maduro tiene en sus manos una prueba contundente que será mostrada en los próximos días», anunció, al tiempo que exhortó al gobierno británico a corregir la decisión del secuestro del oro a Venezuela.

«En las próximas horas el presidente Nicolás Maduro tiene una poderosa prueba que mostrará al mundo», agregó.

«Yo hago un llamado al gobierno británico, tienen la oportunidad de corregir, tienen la oportunidad de retomar un rumbo correcto apegado al derecho internacional público, apegado a la carta de las Naciones Unidas en relación a Venezuela. Tienen que rectificar y esta es la oportunidad. Es un mensaje que le damos al gobierno británico, de no seguir con esta payasada de pretender que Juan Guaidó es presidente de un país, que no lo es, ni lo va a ser nunca, porque el pueblo venezolano sabe el daño que ha causado llamando a invasión, llamando a asesinatos, llamando a crímenes, a bloqueo económico», manifestó.

«Le decimos al gobierno británico, que tiene una oportunidad de rectificación y de corrección, muy importante», agregó.

Defensa Internacional

Delcy Rodríguez señaló que el BCV de Venezuela seguirá llevando la defensa del oro venezolano a las instancias internacionales que sean necesarias.

Refiriéndose al comunicado emitido previamente por el BCV, donde condenan la insólita decisión emitida por un tribunal británico este viernes 29 de julio, la Vicepresidenta Ejecutiva reiteró que el Banco Central de Venezuela «acudirá a todas las instancias legales a su alcance» para denunciar «esta terrible, nefasta, insólita, destemplada» medida de la justicia inglesa.

La Junta directiva del pasado había dado en custodia oro de Venezuela. A raíz de esta ficción antijurídica, fraudulenta, que ha dado un grupo criminal encabezado por Juan Guaidó, para robarse los activos de nuestro país, decidieron quedarse con el oro de Venezuela.

Anacrónica doctrina

La Vicepresidenta recordó que las reservas de oro venezolano fueron colocadas en el Banco de Inglaterra, a modo de custodia, por el Banco Central de Venezuela (BCV), por lo tanto, la institución es la única que puede administrar las reservas internacionales del país.

Recordó que el BCV, como sabe la comunidad internacional, acudió ante los tribunales británicos confiado «en que pudiera corregirse esa insólita situación de reconocimiento por parte del gobierno británico de un gobierno inexistente, de un gobierno que solo existe con el propósito de desapoderar a Venezuela de sus recursos, de sus activos líquidos, del oro; es toda una estrategia, como ya lo hemos denunciado durante mucho tiempo».

Resaltó que en lugar de corregir, este viernes un tribunal británico utilizó «una anacrónica doctrina llamada de una sola voz, donde el tribunal británico no puede cambiar las decisiones destempladas de la Corona británica; en este caso en materia de política exterior, no se puede deslindar, son tribunales sencillamente amordazados, son tribunales que están subordinados y sometidos a la política exterior, en este caso de apropiación ilegítima del patrimonio de los venezolanos».

Dijo que con la medida de este viernes, Inglaterra le está diciendo al mundo que «pueden hacer lo que le dé la gana y el tribunal británico no puede cambiar esa posición, porque debe mantenerse esta anacrónica doctrina de una sola voz».

Antecedentes del caso

El Estado venezolano lucha desde 2019 por recuperar el acceso a 32 toneladas de oro valoradas en más de mil 600 millones de dólares, que les fueron secuestradas por un banco de Inglaterra con artimañas del golpista Juan Guaidó y su banda.

El 21 de diciembre del pasado año, el gobierno nacional, a través de un comunicado, denunció que «el gobierno británico recurre a un montaje político fraudulento, en complicidad con factores extremistas de la política venezolana», encabezados por el golpista Juan Guaidó, «con el perverso objetivo de robar descaradamente el oro de los venezolanos y apoderarse de las reservas internacionales del Estado venezolano, en el marco del entramado antijurídico dirigido desde Washington, para despojar de los recursos que son propiedad de nuestro pueblo».

Aquel mensaje de hace siete meses se produjo luego que el Tribunal Supremo británico remitió el caso del oro venezolano secuestrado en un banco de Londres, a la División Comercial del Tribunal Superior. La medida del Reino Unido se produjo luego que el mencionado Tribunal aceptara, en parte, el recurso elevado por el golpista Juan Guaidó, sobre si él o el presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, deben controlar los lingotes de oro depositados en el banco de Inglaterra, valorados en unos 1.600 millones de euros.

El 2 de julio de 2020, el Banco Central de Venezuela anunció que apelaría “inmediatamente la absurda e insólita decisión de un tribunal inglés”, esto, luego de que ese mismo día se conociera que el juez Nigel Teare, del Tribunal Comercial de la Alta Corte de Londres, reconocía a Guaidó como supuesto presidente de Venezuela y le negó el acceso al gobierno constitucional de Nicolás Maduro, a las toneladas de oro venezolano que se encuentran en el banco de Inglaterra.

Tres meses después, exactamente el 5 de octubre de 2020, el BCV obtuvo triunfo en su apelación sobre el oro depositado en Inglaterra. Ese día, el Tribunal de Apelaciones de Inglaterra anuló “el fallo» que concedía al inexistente gobierno de Guaidó el acceso a los recursos que están en el banco de Inglaterra.

“Con este nuevo fallo, la Corte de Apelaciones afirma que el veredicto fue equivocado”, especificaba en ese entonces RT, añadiendo que la orden implica abrir “una investigación detallada donde se expliquen minuciosamente las relaciones diplomáticas entre Venezuela y el Reino Unido, para determinar si Londres reconoce que Maduro” continúa como presidente legítimo.

En julio de 2020, el Ministerio Público de Venezuela ordenó la captura y congelamiento de bienes de 11 personas designadas por el golpista Guaidó, quienes, como refirió el fiscal general de la República, Tarek William Saab, están relacionadas con la entrega de ese patrimonio al país europeo. Se trata, entre otros, de Julio Borges, Carlos Vecchio y Vanessa Neumann, quien funge como supuesta representante del usurpador en el país europeo.

Dos meses antes, Venezuela anunció que presentaría ante la Corte Penal Internacional (CPI) una demanda contra quienes resultasen vinculados con el despojo de las reservas de oro, resguardadas en el banco de Inglaterra. La información la dio a conocer el 26 de mayo de 2020, la vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, quien precisó que la medida es una instrucción del jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Uno de los argumentos que esgrimen para no devolver el oro robado a Venezuela, es que supuestamente Reino Unido no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuiela; sin embargo, es público y notorio que Londres mantiene relaciones diplomáticas con el gobierno constitucional de Venezuela.

Un robo planificado con EE. UU.

En noviembre de 2018, el régimen de Estados Unidos, liderado entonces por el ahora expresidente Donald Trump, comenzó a lanzar ataques contra el oro venezolano; en esa oportunidad ordenó la imposición de sanciones diseñadas para bloquear las operaciones de Venezuela con sus reservas en material aurífero. En enero de 2019, de manera ilegal, el banco de Inglaterra dijo que no devolvería a Venezuela sus reservas de oro, que superan los mil millones de dólares.

En 2020, el exasesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, en su libro La habitación donde ocurrió, reveló que el exsecretario de Estado para las Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, “estuvo encantado de cooperar” con Estados Unidos con las medidas que pudieran tomar contra Venezuela.

El representante legal del gobierno nacional en el juicio por el oro venezolano, Sarosh Zaiwalla, de la firma Zaiwalla and Co, calificó este viernes 29 de julio la decisión de la juez como «desafortunada» y aseguró que quiere apelar, refiere el portal alemán DW.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!