Néstor Rivero Pérez

nestor5030@gmail.com

El 22 de enero de 1845 nació en Pézenas (Francia), Paúl Vidal de La Blanche, geógrafo, historiador y filósofo, cuyos estudios dieron un vuelco a los fundamentos de la ciencia geográfica.

Objeto de estudio

Concibiendo a la geografía como articulación de un conjunto de “elementos distintivos” que dan su fisonomía a cada uno de los paisajes, La Blanche colocó en el centro de dicha ciencia social al hombre, desalojando de dicho sitial los accidentes físicos, que si bien constituyen el asiento sobre el cual los seres humanos actúan y logran modificaciones, son estos últimos en definitiva, los protagonistas. Así a partir de La Blanche comienza a hablarse de Geografía Humana.

Tránsito
La evolución de los estudios geográficos tuvo un hito fundamental con las exploraciones e investigaciones que entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, hiciese el barón Alejandro de Humboldt, y que dieron como resultado textos grandiosos como Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Mundo y Cosmos, los cuales contribuyeron a afirmar a la geografía como rama del saber del espacio físico, la Tierra y sus recursos. Sin embargo, las transformaciones derivadas de la Revolución Industrial indujeron a la generación de académicos que se levantó a mediados del siglo XIX, a formularse preguntas para las cuales el saber de sus antecesores carecía de respuesta: el impacto de la actividad humana sobre la naturaleza, la relación del paisaje y las sociedades humanas, las especificidades del espacio en atención a la actividad a que se dedica el grupo humano.

 

La región

Así, el concepto de “Región” fue derivando de la necesaria especificidad a que obliga el aprovechamiento de los recursos ofrecidos por el paisaje en sus especificidades. Características estas que no se repiten de modo idéntico en todas partes ni establece para todos los grupos humanos las mismas condiciones de aprovechamiento. De este modo, mientras unos espacios ofrecen potencialidades mineras, otros brindan mejores condiciones para la labor agrícola, fluvial o marítima. Y ello acarreará la especialización de los grupos a partir del aprovechamiento de posibilidades de una región, distinto al que permite obtener otra región. En todo caso Vidal de La Blanche no divorcia al hombre de su entorno físico, lo define como sujeto con facultad para reformarlo “(…) el hombre es parte íntegra del paisaje. Él lo modifica y lo humaniza” (http://www.eumed.net). Con La Blanche se inicia una visión dinámica de esta especialidad que conduce a conceptos como “Geografía Económica”, “Geografía Humana” y “Geografía Regional”.

¿Países pasivos?

En todo caso, los enunciados geográficos de Vidal de La Blanche contemplan, al lado de una progresividad significativa, un componente de subestimación y discriminación de territorios y regiones periféricas del planeta, respecto a las cuales Francia mostraba interés colonialista. La Blanche habla de “géneros de vida” a los que divide en “activos” y “pasivos”, incluyendo dentro del primer orden a los países europeos, y en los segundos a África, Asia y Oriente Medio.

Discípulos

El surgimiento de nuevas corrientes de pensamiento en la geografía y la historia, hasta llegar a las formulaciones de la “Historia Total”, de Fernando Braudel, a mediados del siglo XX, mucho deben a los aportes de La Blanche. Hacia la cuarta década del siglo XX Marc Bloch y Lucien Febvre fundaron la “Escuela de los Annales”, que reconoce la articulación entre el espacio y la historia, la economía, demografía y el largo tiempo histórico. Sin alcanzar la radicalidad marxista, los “Annales” coinciden con ella en cuanto a la visión del conjunto. En Venezuela esta perspectiva témporo-espacial de las ciencias sociales encontró su principal expositor en Ramón Tovar.

 

Sinóptico

1958

Alzamiento de la Marina

Este día, la Marina de Guerra se suma al alzamiento civil contra Marcos Pérez Jiménez, en el marco de la descomposición del orden político instaurado por dicho gobernante desde 1952. Antes del alzamiento de la Marina, el movimiento insurreccional uniformado más sorprendente por su vitalidad durante los años del perezjimenato fue el orquestado por el coronel Hugo Trejo, oficial de Artillería con estudios de Estado Mayor en España. Entre la medianoche del 31 de diciembre de 1957 y madrugada del 1° de enero de 1958, Trejo, al frente del Motoblindados, sale del Cuartel Urdaneta, de Propatria, con propósitos de tomar Miraflores, empero la carencia de municiones le lleva a tomar el camino a Maracay, siendo arrestado al llegar a esta ciudad. En un ambiente insurreccional con los enlaces entablados por la Junta Patriótica, es contactado el vicealmirante Wolfgang Larrazábal, proclive a un cambio en los destinos del país y el oficial de mayor antigüedad en las FF. AA. NN. Así, la noche del 22 de enero, al frente de la Marina, el vicealmirante facilita la insubordinación de los buques de guerra anclados en La Guaira y Puerto Cabello, resolviendo el dictador, la madrugada del 23, abandonar el poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido !!